AFP

Biden alertará en Filadelfia de la amenaza republicana a la democracia

El presidente Joe Biden hablará el martes en Filadelfia, la cuna de la Constitución de Estados Unidos, para advertir que maniobras republicanas están generando la peor amenaza para la democracia desde la Guerra Civil.

El presidente Joe Biden hablará el martes en Filadelfia, la cuna de la Constitución de Estados Unidos, para advertir que maniobras republicanas están generando la peor amenaza para la democracia desde la Guerra Civil.

El discurso en la ciudad donde se redactó y firmó el documento fundacional del sistema democrático de Estados Unidos en 1787 es la intervención más significativa del mandatario en una controversia que tiene duramente enfrentados a demócratas y republicanos.

Según la Casa Blanca y los demócratas del Congreso, los republicanos están utilizando las legislaturas estatales para restringir el derecho al voto en todo el país con el pretexto de aumentar la seguridad electoral.

Los republicanos, liderados por el expresidente Donald Trump y su campaña sin precedentes para revertir su derrota ante Biden, insisten en que se necesitan reglas de votación más estrictas para acabar con el fraude, como reducir la votación por correo, acortar los horarios de apertura de las urnas e imponer fuertes multas a los trabajadores electorales que cometen errores.

Mientras los republicanos sostienen que tales medidas garantizarían la transparencia de las elecciones, los demócratas señalan que la incidencia de fraude ya es en la actualidad extremadamente baja y dicen que las medidas afectarán sobre todo a votantes negros o de otras minorías, que tienden a votar por los demócratas.

La secretaria de prensa de la Casa Blanca, Jen Psaki, dijo el lunes que Biden explicará "por qué negar el derecho al voto es una forma de represión y una forma de silenciamiento" y por qué significa el "peor desafío a nuestra democracia desde la Guerra Civil".

No obstante, no está claro qué diferencia puede hacer Biden.

Los demócratas en el Congreso han intentado infructuosamente promulgar leyes federales que protejan el acceso a las urnas.

El enfrentamiento ha hecho que los demócratas apelen a la regla del Senado conocida como obstruccionismo donde por costumbre, que no por ley, se necesita el voto de 60 de los 100 senadores para aprobar la mayoría de las leyes.

Esto asegura que los republicanos puedan bloquear fácilmente cualquier proyecto de ley, ya que la Cámara Alta está dividida al 50%, pero Biden se ha mostrado reacio a presionar por un cambio.

En el episodio más dramático de esta batalla, los legisladores demócratas en Texas abandonaron el estado el lunes para romper el quórum en la legislatura, donde la mayoría republicana estaba a punto de votar nuevas restricciones.

Esta fue la segunda vez que los demócratas recurrieron a esta inusual táctica para hacer descarrilar el proyecto de ley.

Los legisladores texanos volaron a Washington para, a su vez, presionar a los congresistas para que impulsen leyes federales de protección al voto.

aue/rle/ll/dga

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario