AFP

Banco Mundial advierte que exclusión de discapacitados perjudica desarrollo de Latinoamérica

El Banco Mundial instó el jueves a mejorar la inclusión de las personas discapacitadas en Latinoamérica y el Caribe, y advirtió que no hacerlo puede representar una pérdida de hasta el 7% del PIB de un país.

El Banco Mundial instó el jueves a mejorar la inclusión de las personas discapacitadas en Latinoamérica y el Caribe, y advirtió que no hacerlo puede representar una pérdida de hasta el 7% del PIB de un país.

La exclusión de las personas con discapacidad no solo es injusta sino insostenible para el desarrollo, indicó el organismo, al presentar un reporte que analiza la exclusión histórica que esa población enfrenta en la región.

El informe "Inclusión de las personas con discapacidad en América Latina y el Caribe: Un camino hacia el desarrollo sostenible" presenta cifras que califica de "abrumadoras".

Unos 85 millones de personas de Latinoamérica y el Caribe viven con algún tipo de discapacidad, lo cual representa el 14,7% de la población regional.

En uno de cada cinco hogares en situación de pobreza extrema en la región hay una persona con discapacidad.

El analfabetismo es cinco veces mayor entre los discapacitados, y un 15% de los niños con discapacidad no van a la escuela.

Una de cada dos personas discapacitadas no participa en el mercado laboral. Y quienes lo hacen, ganan entre 6 y 11% menos por el mismo empleo que otros trabajadores. También es 11 puntos porcentuales más alta la tasa de informalidad entre los discapacitados.

Las desventajas aumentan si las personas con discapacidad se encuentran en zonas rurales y si el jefe de hogar es afrodescendiente, indígena, o mujer.

En Brasil, Costa Rica, Ecuador, México y Uruguay, las personas con discapacidad son, en promedio, 24% menos propensas a terminar la educación primaria, pero 30% menos propensas si pertenecen a una minoría etnoracial, indica el informe.

Además, seis de cada 10 jefas de hogar con un miembro de la familia con discapacidad están desempleadas. El estudio apunta que el valor del trabajo de cuidados no remunerado oscila entre el 16% y el 25% del PIB.

El Banco Mundial también alerta sobre el aumento de personas con discapacidad en el futuro, dado que Latinoamérica y el Caribe es una de las regiones del mundo que están envejeciendo más rápidamente: el número de personas de 60 años o más se espera que crezca de 59 millones a 196 millones de aquí al 2050.

"Transitar hacia un futuro sostenible requiere poner la discapacidad en el centro de los debates de inclusión y desarrollo", enfatiza el reporte. De lo contrario, podría ponerse en riesgo la sustentabilidad a largo plazo de la recuperación de la pandemia.

Según el Banco Mundial, esto supone afrontar y eliminar estereotipos, empoderar a las organizaciones de personas con discapacidad y diseñar políticas que contemplen las condiciones específicas de cada país.

ad/mr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario