AFP

Argentina y Brasil, una final histórica entre la agonía o el éxtasis

No hay término medio ante un duelo histórico. El mayor nivel de rivalidad y talento prometen Argentina y Brasil guiados por sus megaestrellas Messi y Neymar y en el mítico Maracaná, el mejor escenario posible para el clásico sudamericano. Será la agonía o el éxtasis.

No hay término medio ante un duelo histórico. El mayor nivel de rivalidad y talento prometen Argentina y Brasil guiados por sus megaestrellas Messi y Neymar y en el mítico Maracaná, el mejor escenario posible para el clásico sudamericano. Será la agonía o el éxtasis.

"Son los dos últimos campeones sudamericanos del mundo. En 2002, 1994 (con triunfos de Brasil), en 1986 (el Mundial lo ganó) Argentina. Tienen otra dimensión, sin despreciar a Colombia o Uruguay, son íconos del fútbol mundial", definió el técnico brasileño Tite en rueda de prensa virtual en la víspera del duelo.

Las dos grandes figuras sudamericanas van por su primer título de Copa América y dirimirlo en el Maracaná, aunque solo con el 10% del aforo total, le da otro color al superclásico.

- La excelencia -

"Hablar de Messi y de Neymar es hablar de excelencia, virtudes técnicas, mentales, físicas, capacidad de creación muy alta. Es un gran desafío, un gran espectáculo", agregó Tite, quien confía en lograr el bicampeonato de América, tras la conquista también como anfitrión en 2019.

El capitán argentino, en excelente forma a sus 34 años, quiere saldar una deuda de su palmarés con la selección, que es abultado con el Barcelona, pero bastante flaco con la Albiceleste.

'La Pulga' acumula tres finales de Copa América perdidas, una contra su rival histórico en Venezuela-2007 y las otros dos ante Chile, en 2015 y 2016. Lograr el título el sábado, implicará además cortar con 28 años de sequía del seleccionado absoluto.

Messi "seguirá siendo el mejor futbolista de la historia" gane o pierda la Copa América ante Brasil el sábado en Maracaná, dijo este viernes el entrenador argentino, Lionel Scaloni, en la previa al clásico sudamericano, para quitarle presión al ídolo albiceleste.

En cambio Neymar, con 29 años, está menos urgido que su amigo y excompañero del Barcelona, pero no quiere saber nada con dejar pasar la oportunidad de saborear su primer título de América en casa, el décimo de Brasil, y de paso achicar las diferencias en el palmarés con Uruguay (15) y Argentina (14).

La fama de ambas estrellas y del clásico regional llegó al punto que las autoridades de un distrito rural de Bangladesh, a 15.000 km distancia del Maracaná, prohibieron aglomeraciones con motivo de la final de la Copa América por temor a eventuales incidentes entre aficionados.

- Maracaná, algunas voces -

El Maracaná no estará totalmente vacío en la final como ocurrió con los otros estadios durante todo el torneo continental.

La alcaldía de Rio de Janeiro, una de las ciudades brasileñas más afectadas por la pandemia, aprobó el ingreso del 10% del aforo total que es de 78.000 espectadores.

La intención inicial de la Conmebol era ocupar el 30% de la capacidad del estadio en medio un fuerte crecimiento de los casos de covid-19 en Brasil, que superó el medio millón de fallecidos durante la competencia.

La decisión excepcional se tomó "considerando que la entidad organizadora presentó protocolos de operación y acreditación, adoptando mecanismos para proteger la salud de los involucrados, utilizando herramientas adecuadas para la prevención del contagio y la propagación del covid-19", dijo la autoridad en el diario oficial de este viernes.

Los asistentes deberán presentar una prueba de antígenos o PCR con resultado negativo para covid-19 tomada hasta 48 horas antes del cotejo y deberán cumplir medidas de distanciamiento dentro del recinto, según la publicación.

Las entradas para los simpatizantes albicelestes residentes en Rio serán distribuidas, sin costo, por el consulado argentino en esa ciudad, de acuerdo con la prensa de Buenos Aires.

- "No es consuelo de tontos" -

El denostado partido por el tercer puesto ya tiene quien lo defienda.

"No debe ser consuelo de tontos", afirmó el técnico de Colombia Reinaldo Rueda el jueves, una día antes del duelo de su selección ante Perú por el tercer puesto en el Mané Garrincha de Brasilia.

Rueda sostuvo que "cuando uno queda afuera de estas instancias, hubiera querido estar y cuando está, a veces se subvalora".

Llegar hasta esta instancia supone haber jugado partidos intensos ante "selecciones muy bien estructuradas, con grandes talentos (y) con todo el potencial futbolístico de Sudamérica", destacó el orientador cafetero.

Colombia puso en aprietos a Argentina que pasó a la final por penales, mientras algo similar ocurrió con Perú que tuvo a maltraer a Brasil en la etapa final (1-0) en la otra semifinal.

bur-ol/ma

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario