Deportes Brasil | Argentina | Copa América

Argentina campeón de la Copa América al vencer a Brasil por 1-0

Desde 1993, los albicelestes no ganaban el torneo. Llegó a las 15 copas y alcanzó a Uruguay en la estadísticas. Tras varias finales Messi finalmente consiguió llevarse el premio mayor.

A los 21 minutos empezó el partido: un pase vertical desde atrás de la media cancha de Rodrigo de Paul habilitó a Ángel Di María, tras un fallo imperdonable del lateral izquierdo Renán Lodi. El zurdo Di María levantó por encima de la cabeza del arquero y fue golazo.

Hasta entonces el partido era todo tensión y patadas. Neymar se quedó sin un pedazo de pantalón tras un choque con Otamendi. Ya a los 2' minutos Fred recibió tarjeta amarilla por reiteración de faltas.

El gol, de alguna manera, puso la presión sobre el locatario y tranquilidad en los de Lionel Messi que fueron encontrando su lugar en el campo. Un buen partido de De Paul y de Paredes puso el partido en el freezer. La precisión de Messi por derecha y por el centro del ataque dio movilidad al equipo, aunque faltó profundidad. No anduvo otra vez "El Toro" Lautaro Martínez.

A Brasil también le faltó llegar con más asiduidad al arco de Emiliano "Dibu" Martínez. Brasil entró con Neymar de falso nueve. No tuvo compañía de nivel, lo mismo que sucedió en el resto del campeonato. Brasil fue un equipo muy bueno defensivamente y parecía apagarse después de tener el partido dominado, incluso con apenas un gol de diferencia.

Este sábado, Argentina supo como contrarrestar la supuesta imbatibilidad del local con una postura defensiva acertada. El gol de Di María puso sobre la mesa nuevvas opciones al plante de Scaloni.

En el segundo tiempo Tité introdujo a Firmino y retrasó a Ney a su lugar natural, flotando por todo el ataque.. Esto le permitió a Brasil mejor panorama de cancha y descubrir que su sector derecho podía hacer daño.

Por allí Richarlison hizo estragos aprovechando su velocidad sobre la del marcador natural de la zona, "El Huevo" Acuña.

Dos hechos marcaron esto: un gol anulado a los 51' por un off-side al principio de la jugada, una que terminó el propio Richarlison en gol. La terna arbitral uruguaya dictaminó el fuera de juego ante la desesperación verde amarilla que estaba arreciando sobre territorio argentino.

Dos minutos después otra vez el externo derecho entró solo y definió muy bien, pero el disparo casi a quemarropa fue resuelto con maestría por el arquero Martínez, otro gratato descubrimiento de la Copa América.

El cuerpo técnico argentino mandó a la cancha a Guido Rodríguez por Paredes (con amarilla) y mandó a Tagliafico, un lateral izquierdo más defensivo, pasando a Acuña como volante por izquierda para asistir.

No fue el partido de Messi ni de Neymar. Ambos estuvieron correctos, pero lejos de la incidencia que han tenido en esta Copa América. La final de Copa América fue el partido de los lugartenientes. En este caso fueron De Paul por un lado y Paquetá por el otro, de Di María y de Richarlison.

Los entrenadores quemaron todos los cambios. Uno de los ingresos en Argentina fue fundamental: Germán Pezzella, que ingresó por "Tucu" Romero, salvó un gol hecho de Gabriel Barboza a los 82'.

Y a los 87', una volea de izquierda (y de primera) también de Gabigol fue sacada en forma brillante por Martínez.

Brasil presionó fuerte en los últimos minutos. como era de esperar. Pero el partido estaba tapado de piernas argentinas.

El desbalance brasileño casi le cobra in final apoteósico del partido.

Faltando dos minutos reglamentarios, Messi se perdió un gol increíble frente al arquero tras una habilitación al milímetro de De Paul .

Messi la quiso pisar y se cayó, perdiendo la pelota. Hubiera sido un gol genial, y parte de la iconografía que necesita Messi para convertirse en leyenda.

Argentina siguió aprovechando los contragolpes.

El propio De Paul lo tuvo él mismo en una invasión por derecha y llegó agotado; terminó reducido por el arquero y por tres defensores brasileños.

La defensa albiceleste estuvo en un nivel excelente. Otamendi jugó a gran nivel, fue el líder de la defensa. Pero golpeó y jugó al límite, en especial con Neymar.

Una patada al de PSG mereció la expulsión. El brasileño se iba solo y el zaguero de Porto fue directamente al tobillo. El juez Ostojich lo perdonó.

Argentina quebró así un invicto de 80 partidos de Brasil como local. Messi logró un torneo después de varias finales perdidas. Y la albiceleste alcanzó las 15 copas américas ganadas, alcanzando a Uruguay.

Pero sobre todo encontró una forma de rodear al mejor jugador del mundo, darle el papel que se espera de él, un capitán en los momentos complicados, un conductor en la cancha, un líder fuera de ella, sin la obligación de resolverlo todo.

Messi quebró un largo maleficio y sobre todo dejó sentado un precedente para Catar 2022, una oportunidad casi final para el supercrack rosarino.

FICHA TÉCNICA

Brasil - Argentina 0 - 1 (0-1)

Estadio: Maracaná (Rio de Janeiro)

Árbitro: Esteban Ostojich (URU)

Gol:

Argentina: Angel Di María (22)

Amonestaciones:

Argentina: Leandro Paredes (33), Giovani Lo Celso (51), Rodrigo De Paul (68), Nicolás Otamendi (81), Gonzalo Montiel (89)

Brasil: Fred (2), Renán Lodi (70), Lucas Paquetá (72), Marquinhos (82)

Alineaciones:

Argentina: Emiliano Martínez - Gonzalo Montiel, Cristian Romero (Germáan Pezzela, 79), Nicolás Otamendi, Marcos Acuña - Rodrigo De Paul, Ángel Di María (Exequiel Palacios, 79), Leandro Paredes (Guido Rodríguez, 54), Giovani Lo Celso (Nicolás Tagliafico, 63), Lionel Messi - Lautaro Martínez (Nicolás González, 79). DT: Lionel Scaloni.

Brasil: Ederson - Danilo, Marquinhos, Thiago Silva, Renan Lodi (Emerson, 76) - Casemiro, Lucas Paquetá (Gabigol, 76) - Fred (Roberto Firmino, 46), Everton (Vinícius Júnior, 63), Richarlison, Neymar. DT: Tite.

Dejá tu comentario