Internacionales

Apareció el cuerpo de Lucas en el cuarto vagón del tren de Once

No estaban en los hospitales ni en la morgue. Su madre y sus amigos lo buscaban desde hacía 48 horas. La tragedia finalmente se cobró 51 vidas.

 

La aparición de Lucas Menghini de 20 años se había vuelto causa nacional tras la tragedia ferroviaria en Argentina. El cuerpo del chico no estaba en el tren, ni en la estación, ni en los hospitales, ni deambulando por la ciudad. Su madre aseguraba ante los medios de comunicación que lucas estaría shockeado, deambulando por ahí, sin encontrar el rumbo, a causa del tremendo accidente. 

La peor de las confirmaciones se conoció este viernes por la tarde cuando personal de TBA informó que habían encontrado el cuerpo sin vida de Lucas en el cuarto vagón de la formación. 

La tragedia ocurrida por el choque ferroviario en Buenos Aires había dado lugar este viernes a dos buenas noticias dentro de lo negro y oscuro de las informaciones que se reciben desde la mañana del miércoles cuando ocurrió el choque del tren de TBA contra los andenes de la estación Once.

De las tres personas que aún se hallaban desaparecidas, dos aparecieron con vida. Se trata de Fernando Sánchez (22) y Javier Almaraz (41), quienes fueron encontrados sanos y salvos.

En el caso de Almaraz, pudo retirarse por sus propios medios de la estación luego del trágico choque del tren contra la barrera de contención. No presentaba heridas de gravedad. De acuerdo a las informaciones primarias, el hombre habría quedado shockeado y deambulante durante todo el día y regresó recién a su casa a las 23 horas de ayer. Había perdido su celular en el accidente y no se comunicó con la familia hasta su regreso.

En tanto, a Sánchez lo halló su padre en la clínica privada Mariano Moreno, de la localidad bonaerense del mismo apellido, internado con heridas leves y fuera de peligro. El joven también se fue de la estación por su propia cuenta.

Tras estas dos apariciones, sólo restaba hallar a Lucas Menghini. Lo último que se sabía de él es que había tomado en Padua el fatídico tren y a su trabajo no había llegado. 

Foto: EFE

Dejá tu comentario