Nacional

ANCAP intima a estaciones a no parar, y considera tomar medidas legales

La Unión de Vendedores de Nafta cuenta con asesoría legal, y tras consulta, aseguran que la medida se enmarca en la normativa vigente.

Ancap envió una carta a sus concesionarios para que cumplan con el contrato vigente que los obliga a mantener el abastecimiento de combustible. Expresan que el paro previsto es una violación de las obligaciones asumidas en el contrato de concesión.

La carta dice: "Por la presente y ante el anuncio de que no se va a cumplir con el servicio de abastecimiento de combustibles al público en general, los días 21 y 22 de noviembre del corriente, se notifica que tal circunstancia constituirá una violación de las obligaciones asumidas por vuestra compañía en el Contrato de Distribución ("Asegurar en tiempo y forma el normal abastecimiento a Concesionarios y Consumidores") por lo cual, se le intima a cumplir con el referido contrato, dejándose constancia que de efectivizarse tal incumplimiento ANCAP se reserva la facultad de adoptar las medidas que a Derecho correspondan".

Por su parte, en un comunicado emitido el sábado, el Ministerio de Industria dice que las empresas distribuidoras de combustible han realizado gestiones buscando asegurar el abastecimiento de las empresas de transporte de pasajeros durante los próximos lunes y martes.

El comunicado asegura que se han tomado las previsiones para que todos los servicios de emergencia como bomberos, policía o ambulancias sean atendidos durante esas dos jornadas.

También hace un llamado a no adherirse al paro, cuando dicen que se insta a la colaboración de todas las estaciones de servicio para mantener la continuidad del abastecimiento de combustible.

Finalmente, señalan que por el número 0800 8773 se recibirán denuncias.

Viernes, sábado y domingo se vivió una verdadera corrida hacia las estaciones para abastecerse ante el paro del lunes y martes.

LA RESPUESTA DE LOS ESTACIONEROS. Por su parte la Unión de Vendedores de Nafta del Uruguay respondió que la medida prevista, que es no despachar combustible los días lunes 21 y martes 22, fue tomada con asesoría legal y jurídica, y con la previsión de ajustarse a las normas constitucionales.

La medida fue anunciada con anticipación para que los clientes pudieran tomar las previsiones del caso, y con el objetivo de que ANCAP y el MIEM reconsideraran su posición. Además insisten en que "no es un paro: las estaciones permanecen abiertas y cumplen todos los servicios que disponen, menos el de despacho de combustible a clientes. Pero estarán abiertas incluso para recibir producto.".

Ante la carta distribuida por ANCAP, "El Consejo Directivo de UNVENU volvió a consultar a sus asesores jurídicos que aseguran que la medida de protesta está perfectamente enmarcada en la normativa vigente.·.

EL CONFLICTO. El conflicto es con ANCAP por la decisión de sus autoridades de cambiar la forma en que paga a las estaciones de servicio.

A partir de ahora será en función del tamaño y venta de las estaciones. La ministra de Industria Carolina Cosse dijo que las pequeñas y medianas van a ganar igual o más que antes, y las más grandes un poco menos.

Los empresarios aseguran que esto provocará el cierre de muchas estaciones y el envío al seguro de paro de cientos de empleados.

El lunes 21 y el martes 22 las estaciones que se sumen al paro no venderán combustible a particulares. Solo cargarán a móviles policiales, ambulancias y bomberos, lo que consideran servicio esencial.

El posible desabastecimiento se puede agravar el miércoles si el gremio de transportistas de carga decide ampliar el conflicto que lleva adelante en el sector agrícola a otras ramas de la actividad, como el transporte de combustible.

Esto haría que al paro del lunes y martes se sume la suspensión de la distribución de combustible desde el miércoles.

 

Dejá tu comentario