InternacionalesEstados Unidos | tiroteo

Al menos 4 muertos en tiroteo en un hospital de Chicago

El tiroteo ocurre tras varios incidentes de violencia por disparos en un país dividido sobre los límites del porte de armas, un derecho constitucional.

Varias personas resultaron heridas luego de que un hombre abrió fuego en las inmediaciones de un hospital de Chicago, incluyendo un agente policial que se encuentra en "estado crítico", anunciaron las autoridades de la metrópoli estadounidense.

En conferencia de prensa, el médico forense confirmó que cuatro personas perdieron la vida en el tiroteo.

Pacientes describieron haber oído disparos afuera del hospital Mercy y visto a un hombre caminando junto a una mujer en el estacionamiento antes de dispararle tres veces en el pecho.

"Una vez que ella cayó al piso, él se paró sobre ella y le disparó tres veces más", dijo a periodistas James Gray, añadiendo que los disparos se sucedieron como "la escena de una película".

"Estaban caminando y hablando y él solo se volteó y empezó a disparar. No tenían un intercambio acalorado. Era como estamos hablando aquí ahora", dijo Grey.

El canal local de ABC reportó dos personas muertas, incluyendo el atacante, aunque no se tenía una confirmación inmediata.

El portavoz de la policía de Chicago, Anthony Guglielmi, confirmó en Twitter solamente que "al menos un posible atacante" había sido baleado.

Poco antes había alertado de "múltiples víctimas", incluyendo el agente de la policía, que se encuentra "en estado crítico pero recibe una excelente atención".

Según testigos entrevistados por los medios locales, el tiroteo comenzó frente al hospital hacia las 15:15, y continuó al interior del edificio.

"Más disparos"

Hector Avitia dijo a la filial de CBS que esperaba los resultados de unos exámenes con su esposa cuando vio a un hombre vestido de negro disparar varias veces contra alguien en el piso en el estacionamiento.

Dijo que el atacante tenía una pistola con varias recámaras.

"Entonces casi inmediatamente, un policía estaba llegando en una camioneta, y (el atacante) intercambió disparos con ellos y luego recargó y le disparó de nuevo a la persona en el suelo", dijo otro testigo.

"Y entonces entró al hospital e hizo más disparos".

El tiroteo ocurre tras varios incidentes de violencia por disparos en un país dividido sobre los límites del porte de armas, un derecho constitucional.

En la noche del 7 al 8 de noviembre, un exsoldado mató a 12 personas en un bar de Thousand Oaks en California. Otro atacante mató igualmente a once personas en una sinagoga en Pittsburgh el 27 de octubre.

"Nunca he estado tan asustada. He escuchado de tiroteos que pasan todos los días en los sitios de trabajo de la gente, pero no donde yo trabajo", dijo una empleada del hospital a ABC.

Según los medios locales, los pacientes del hospital estaban siendo evacuados, algunos en sillas de ruedas.

En Chicago, la tercera ciudad más grande de Estados Unidos, se registraron 675 muertes en 2017 -más que en Nueva York y Los Ángeles juntas-, muchas ligadas a la guerra de bandas y el tráfico de drogas.

Otra empleada del hospital contó al Chicago Tribune que estaba en su oficina cuando todo el personal fue ordenado a cerrar sus puertas y luego a abandonar el lugar.

"No sé que pasó", dijo esa empleada al ser evacuada por autobús. "Nos dijeron que corriéramos, así que corrimos".

FUENTE: AFP

Dejá tu comentario