AFAP piden al gobierno crear un tercer subfondo apuntando a los más jóvenes

Pretenden ofrecer nuevos incentivos para ahorro voluntario y flexibilizar el abanico de opciones para invertir el dinero

22 de septiembre de 2015, 09:13hs

Las AFAP propondrán al gobierno crear un tercer fondo previsional en el cual los afiliados más jóvenes obtengan una mejor rentabilidad al momento de retirarse, informa El País.

Uno de los objetivos es que haya incentivos adicionales para aquellos que decidan aportar voluntariamente más dinero.

Hasta ahora hay dos subfondos, uno de acumulación y otro de retiro. El tercer subfondo posibilitará a las AFAP invertirlo en un menú más amplio de opciones: renta variable y acciones, básicamente.

Más "adrenalina" y "rentabilidad". Así calificó Dolores Benavente, presidenta de la Asociación Nacional de AFAP la iniciativa que busca mejorar la rentabilidad de los trabajadores más jóvenes y mantener vigente el negocio del sistema de jubilación mixto.

Benavente explicó que el marco jurídico ofrecerá garantías para esa inversión. Se apostaría a fondos de inversión con topes máximos "para que el riesgo sea acotado", aclaró.

El planteo se produce en un momento fermental para el sistema previsional. Pese a que el régimen aprobado en 1996 se ha mantenido en los dos gobiernos del Frente Amplio, sectores del oficialismo plantean la necesidad de revisarlo.

El propio banco de Previsión Social advierte del peligro que corre cierto grupo de trabajadores que aportó al sistema solidario y al privado, y que ahora podrían verse perjudicados.

Un informe reciente advierte que unos 100.000 trabajadores -mayores de 50 años- perderán hasta 35% de jubilación por ley de AFAPs
Estos trabajadores se vieron obligados a entrar al nuevo sistema por tener, entonces, menos de 40 años.

Esta norma obligó a afiliarse a las administradoras de fondos previsionales a quienes entonces tenían menos de 40 años. Desde esa edad en adelante, los trabajadores tenían la opción de ingresar o no al nuevo sistema.

El sistema mixto hará que los trabajadores cobren una parte de su jubilación en el Banco de Previsión Social y otra parte en la AFAP en la que se haya afiliado.

El gobierno de José Mujica dio un paso en ese sentido y abrió el "corralito" para que los cotizantes pudieran optar por salir de las AFAP y quedarse con el BPS.

En 2014, unas 260.000 personas estaban en condicones de desafiliarse del sistema privado y pasar sus ahorros al BPS.

 

 

Dejá tu comentario