Internacionales trump | Biden | Estados Unidos

Acusaciones cruzadas de corrupción entre Biden y Trump en el último debate pre electoral

Atribuye negocios oscuros con Ucrania al hijo menor del candidato demócrata. Los hizo aprovechando la influencia de su padre, dijo el mandatario actual.

Donald Trump acusó a Joe Biden de corrupción cada vez que tuvo ocasión en la última semana. Y el jueves por la noche, atacó a su rival por primera vez de frente en el último debate antes de los comicios del 3 de noviembre, sin hacer mella en su rival.

Antes del debate, el equipo de campaña de Trump había sido claro: si los reporteros no lo hacen, el propio presidente republicano le preguntará a Biden por qué había "autorizado a su hijo Hunter a cobrar para acceder" a él.

Hunter, el hijo menor de Biden hizo negocios en China y Ucrania cuando su padre era vicepresidente de Barack Obama (2009-2017). El diario conservador New York Post publicó la semana pasada correos electrónicos recuperados de una laptop que debían demostrar que involucró a su padre en sus negocios en Ucrania.

Estas acusaciones, que Joe Biden ignoró sin darles mayor importancia, se convirtieron en el nuevo grito de guerra de los partidarios del presidente que, en un mitin, el propio Trump calificó a la familia Biden como "una empresa criminal".

En el debate de Nashville, Trump lanzó crípticamente: Joe Biden "aparentemente ganó mucho dinero en alguna parte".

Luego dijo que "esos horribles correos electrónicos... le debes una explicación a los estadounidenses". "Alguien acaba de dar una conferencia de prensa, se suponía que debía estar trabajando contigo y tu familia, lo que dice es condenatorio", continuó.

Unas horas antes, Tony Bobulinski, quien se presentó como un exsocio de Hunter Biden, había dicho que el exvicepresidente había estado asociado con los proyectos de su hijo en China.

Este antiguo militar de 48 años, invitado por Trump para seguir en persona el debate, aseguró que este viernes enviará una serie de elementos a la Policía Federal y a los senadores.

- "Bebé inocente" -

Sin esperar a que el presidente dijera más, Joe Biden negó enérgicamente cualquier irregularidad. "Mi hijo no ganó dinero con esto... en China", dijo. "¡El único que ganó dinero en China fue ese tipo!".

Cuando fue vicepresidente "su hijo, sus hermanos se enriquecieron", volvió a acusar el inquilino de la Casa Blanca.

"Nunca he recibido ni un centavo del extranjero en toda mi vida", le espetó Biden, para de inmediato contraatacar: "No ha publicado ni una sola de sus declaraciones de impuestos. ¿Tiene algo que esconder?"

Trump, un magnate inmobiliario de 74 años, es el primer presidente desde los años 1970 que se niega a publicar sus declaraciones de impuestos.

Biden, de 77, dijo que en su trabajo como vicepresidente "nada fue poco ético".

"No me venga con eso de que es un bebé inocente", le respondió Trump, y lo acusó de ser un "político corrupto".

"Miren la laptop del demonio", insistió el mandatario. Pero el debate terminó sin que se hablara más del asunto.

Ya votaron más de 50 millones de personas

Más de 50 millones de electores ya votaron anticipadamente para las elecciones del 3 de noviembre en Estados Unidos, en las que el presidente Donald Trump se enfrenta al demócrata Joe Biden, según un conteo realizado este viernes por el grupo de monitoreo US Elections Project.

Este año el voto anticipado marco un récord por la pandemia. De acuerdo con este conteo realizado por la Universidad de Florida, más de 35 millones de personas ya votaron por correspondencia y 15 millones lo hicieron en lugares para sufragar antes de las elecciones.

Esta cifra supera ya el total de votos emitidos en forma anticipada en 2016, que sumaron 47 millones y corresponde a un 36,5% del total de la participación ese año, unas 138 millones de personas.

Según los cálculos de US Elections Project, hay cerca de 240 millones de personas aptas para votar en Estados Unidos.

El voto anticipado obedece a reglas diferentes según los estados. Uno de los más poblados, Nueva York, abrirá este proceso a partir del sábado, lo que aumentará este modo de participación.

Los demócratas llamaron a votar de forma anticipada como una medida de precaución, pero esto ha generado largas filas en varios estados.

Por su parte, Trump denuncia habitualmente y sin pruebas que este proceso puede generar fraude y promete que sus electores van a desplazarse en masa el 3 de noviembre para rebatir a los sondeos que le dan la victoria a su rival.

Dejá tu comentario