Policiales Amparo Fernández | Fiscalía | Sarandí Grande

A dos años de la muerte de Amparo Fernández, continúa la búsqueda de su cuerpo

El homicida de Amparo Fernández fue condenado pero el cuerpo no aparece, ya que sigue sin confesar donde están sus restos.

A un mes de cumplirse dos años de la desaparición de Amparo Fernández, su cuerpo aún no aparece y a pesar de que su homicida fue condenado, sigue sin decir donde están sus restos.

El lunes primero de junio del 2019, Amparo Fernández no llegó temprano a la mañana como cada día, a abrir la policlínica del barrio municipales dos, en Paysandú. Esto preocupó a su entorno. Amparo había viajado a Sarandí Grande el fin de semana para visitar a Luis Deorta, con quien tenía un vínculo sentimental. El hombre la invitó a su casa para regalarle un caballo, pasión que ambos compartían ya que se conocieron en una cabalgata.

El domingo Amparo de 36 años, iba a volver a su casa porque quería pasar tiempo con sus dos hijos, pero hasta el momento, no se sabe concretamente qué pasó entre ambos que terminó con la muerte de la mujer.

Deorta dio varias versiones de lo ocurrido. Primero dijo que acompañó a la mujer a la parada, vinieron cuatro hombres y la secuestraron. Luego, un año después dijo ante la justicia que Fernández murió en un accidente y él, asustado, tiró su cuerpo al Río Yí aunque la búsqueda terminó sin resultados.

El nueve de diciembre del 2020, la jueza de Florida Victoria Abraham confirmó la sentencia de Deorta como autor del femicidio.

La investigación detectó que la pareja discutió mientras viajaban a Sarandí Grade en la camioneta del homicida. La mujer le pidió que parara el vehículo para bajarse pero él la tiró, siguió unos metros y luego volvió para matarla. Cargó su cuerpo y lo enterró en un lugar que aún no se pudo determinar y por otra parte, se deshizo de las pertenencias de la mujer, según consta la resolución de Fiscalía.

Diez años atrás, Deorta intentó asesinar a otra mujer de una forma similar, algo que también fue tomado en cuenta por la Justicia.

TESTIMONIOS AMPARO

Dejá tu comentario