Policiales Rocco Morabito | fuga | Cárcel Central

A 8 meses de la fuga de Morabito, el único imputado fue un ruso que lo llevó a Lavalleja

Del capo de la mafia calabresa nada se sabe desde que huyó en junio de 2019. A nivel interno de la Policía todo quedó en varios sumarios administrativos.

El 24 de junio de 2019, el italiano Rocco Morabito y otros tres reclusos que esperaban para ser extraditados a distintos países huyeron de la ex Cárcel Central cuando aún funcionaba en pleno centro de Montevideo.

El líder de la mafia calabresa lo hizo junto a otros dos por el techo del penal y el restante salió caminando por la puerta principal sin que nadie se percatara.

Morabito forzó la ventana de un apartamento del edificio lindero, sorprendió a su moradora y le pidió que le abra la puerta para poder salir junto a sus cómplices.

Ya en la calle, el italiano se tomó un taxi, fue hasta la pizzería de un amigo en Punta Carretas y le pidió que lo llevara hasta el departamento de Lavalleja.

En la órbita penal: el propietario del local gastronómico, un ciudadano ruso, es hasta ahora el único imputado en relación al caso. El extranjero estuvo 60 días en prisión, otros 60 cumpliendo arresto domiciliario y al momento, espera en libertad el juicio abreviado. También una pareja fue condenada, pero por haber alojado y asistido a los otros dos reclusos que fugaron con el italiano.

A nivel interno, la Policía abrió varios sumarios administrativos para investigar el accionar de los funcionarios que estaban encargados de la custodia del líder mafioso el día de su fuga. Los efectivos fueron derivados a otras cárceles pero siguieron trabajando, según consigna el diario El País. Algunos cobraron la mitad del salario por 6 meses, pero nada más que eso.

Quien dejó su cargo un día después de la fuga fue el ese entonces director del Instituto Nacional de Rehabilitación, Alberto Gadea.

Morabito pasó 13 años en Uruguay sin ser detectado por las autoridades. En 2017 fue detenido, y un año y medio después huyó y nada se sabe sobre su paradero.

Dejá tu comentario