Víctima corrió al ladrón porque la Policía “no podía hacer nada”

El encargado de un supermercado rapiñado persiguió al ladrón a pie durante varias cuadras. Dos veces se cruzó con la Policía, que no hizo nada para detenerlo.

 

Un ladrón ingresó a un supermercado de Pocitos, robó el dinero de la caja y se fue. El encargado del local, al enterarse de lo sucedido, salió a perseguirlo a pie.

Tras varias cuadras de persecución, el comerciante se cruzó con un móvil de Policía. Les dijo a los efectivos lo que sucedía, pero le dijeron que no podían hacer nada.

Un poco más adelante el rapiñero se tomó un taxi, que pasó justo frente al patrullero. El encargado los volvió a alertar de que estaba allí. Un policía ordenó que el vehículo se detuviera y el ladrón, al verse acorralado, se bajó y nuevamente salió corriendo.

El policía le dijo al encargado del supermercado que no podía hacer nada y se reanudó la persecución, hasta que finalmente el ladrón se perdió de vista.

Dejá tu comentario