comunicado

Vélez separa del plantel a los jugadores acusados de abuso sexual, entre ellos Sebastián Sosa

Vélez Sarsfield separó de manera preventiva del plantel a los jugadores denunciados por abuso sexual: el uruguayo Sebastián Sosa, y Braian Cufré, Abiel Osorio y José Florentín.

El club argentino Vélez Sarsfield informó que separó de manera preventiva del plantel a los cuatro jugadores que fueron denunciados por abuso sexual, por parte de una joven de 24 años en la ciudad argentina de Tucumán.

Entre los acusados está el golero uruguayo Sebastián Sosa, además de Braian Cufré, Abiel Osorio y José Florentín.

Vélez también afirmó en un comunicado este jueves que contribuirá a la investigación judicial y que aportará "toda la información" que le sea requerida.

"Ante la gravedad de la denuncia, la Comisión Directiva del Club Atlético Vélez Sarsfield se puso inmediatamente a disposición de la Justicia de Tucumán para aportar toda la información y los elementos relevantes para poder contribuir a la investigación y esclarecimiento del caso y determinar las responsabilidades correspondientes", expresa el escrito difundido en el mediodía.

El club indicó que activó el protocolo de actuación ante casos de violencia por motivos de género de la institución. "Desde la Institución quedamos a completa disposición de la Justicia y de la denunciante", sostiene.

La denuncia.

Una joven de 24 años denunció que fue víctima de abuso sexual el pasado 3 de marzo por parte de cuatro jugadores de fútbol de Vélez, entre los que se encuentra Sosa.

La denunciante se presentó con su abogada Patricia Neme ante la Policía de Tucumán este miércoles a la hora 20:00. Dijo que el 2 de marzo a las 22:00 horas cuando terminó el partido entre Vélez y Atlético de Tucumán "hizo contacto" con Sosa, quien le mandó mensajes a través de Instagram para invitarla al hotel donde se alojaba el equipo, indica el parte al que accedió Subrayado.

La joven dijo que aceptó ir y que llegó sobre las 00:40 horas del 3 de marzo y que subió a la habitación 407. Allí estaba Sosa, contó, pero tambiién Cufré, Florentín y Osorio, con quienes luego bebió cerveza y fernet. "Después de tomar unos tragos comenzó a sentirse mal, muy mareada, por lo que se recostó en una de las camas como adormecida", indica el texto.

Afirmó que fue abusada, que no hubo consentimiento. Y que se retiró a las cinco y media de la madrugada cuando se sintió mejor. Se fue a su casa.

La Policía de Tucumán informó de la denuncia a la Unidad Fiscal de Abuso Contra la Integridad Sexual número 1. El encargado de la división dispuso exámenes a la víctima, incautar las prendas de vestir que entregó la joven y solicitó las imágenes de cámaras de seguridad del hotel donde se alojaba el equipo.

Dejá tu comentario