UPM explora tercera planta de celulosa y el gobierno cree que hay lugar

El punto prioritario sería estación Chamberlain, en Paso de los Toros. Por qué el Estado apoya esta causa.

 

La empresa sueco-finlandesa UPM explora la posbilidad de la construcción de una tercera planta de celulosa en Uruguay, en la zona de Estación Chamberlain, Paso de los Toros.

El tema fue informado este miércoles por el diario La Juventud. Según la emisora Radio uruguay, el intendente Eber Da Rosa dijo no saber nada de la propuesta.

El alcalde de Paso de los Toros, Juan José López, mostró un gran interés porque se instale allí la pastera, ya que hay 15.000 habitantes y no hay fuentes de trabajo importantes.

UPM ya había estudiado otras alternativas en Treinta y Tres, Cerro Largo y Rocha.

El último informe de la Oficina de Programación y Política Agropecuaria (Opypa), perteneciente al Ministerio de Ganadería, señala que el país puede hacer frente a una nueva planta de fabricación de pasta de celulosa.

Aunque no da ubicaciones, Opypa señala que que una tercera planta de celulosa tendría un efecto dinamizador de la cadena forestal, que en 2015 y 2016 será la segunda fuerza exportadora del país, y que se prevé en 2017 sea el principal ingreso de divisas del país.

En 15 años, la industria forestal se ha consolidado como rubro exportador. Está en la misma línea de la soja, y apenas por debajo de la carne bovina, el más tradicional rubro de ventas del país.

AUMENTO DE 26%. En el año 2015, las exportaciones forestales totales se incrementaron 26% en valor, de acuerdo a los datos de Anuario Opypa.

Este incremento es atribuible a la celulosa, fundamentalmente. El sector incrementó sus ventas al exterior un 40% como resultado del inicio de actividades en Montes del Plata.

Los números son contundentes: en 2013 –sin Montes del Plata- la contribución al PBI nacional fue de 9.000 millones de pesos. Dos años después, con la planta funcionando a pleno, el PBI alcanzó 19.400 millones de pesos, lo que equivale a un crecimiento del 116% a precios corrientes.

En el período 2010-2030, en Uruguay habrá una disponibilidad promedio de 10 millones de metros cúbicos de madera destinada a celulosa, de acuerdo a estudios oficiales.

Las actuales dos plantas, funcionando a pleno, consumirán como mínimo 8 millones de metros cúbicos por año.Este excedente podría ser utilizado en una tercera planta, sostiene el informe oficial.

Sin embargo, habría un déficit de madera que debería ser cubierto con nuevas plantaciones o importación de madera.

MÁS APTITUD FORESTAL. Opypa señala que plantar nuevas áreas supondrá buscar suelos con aptitud forestal que podrían estar disponibles.

Eso, agrega, no sería una limitante. También se señala que hay oferta regional de madera fundamentalmente de Argentina, lo que también aseguraría abastecimiento de materia prima.

El organismo reconoce que avanzar en una tercera planta requiere politicas como Incorporar algunos tipos de suelos a los de prioridad forestal., especialmente en predios agrícola-ganaderos.

Ademas, se sugiere la necesidad de poner otra vez en debate una nueva ley forestal que sirva de marco a la nueva realidad del sector.

SÓLO EN 7% DEL TERRITORIO. El ministro Tabaré Aguerre dijo a la revista Perspectivas Agropecuarias -lanzada esta semana en la Expo Activa de Soriano- que las potentes inversiones que se han hecho en la industria forestal -más de 4.000 millones de dólares- se han llevado a cabo "sin resignar ni una sola hectárea de lo que era el bosque nativo" uruguayo.

"La industria generó una masa forestal que nos lleva a que tal vez este año o el próximo tengamos el sector líder de exportaciones. Y todo eso ocupando solo el 6 o 7% del territorio nacional. Se sigue plantando 40.000, 50.000 hectáreas al año, pero la mitad son forestaciones nuevas, muchas de las cuales por productores que son ganaderos o que son agricultores que combinan ambos rubros", afirmó.

El presidente de la Sociedad de Productores Forestales, Carlos Faroppa, que fue uno de los impulsores de la planta de Botnia (hoy UPM) a principios de la década de 2000, prefirió ser cauto ante la posibilidad de una tercera planta.

En una entrevista con el Anuario PerspectIvas Agropecuarias dijo que debería crecer la masa forestal uruguaya y que habría que atender urgentes problemas logísticos para que una empresa lleve a cabo una inversión de semejante magnitud.

"Las plantas de celulosa consumen entre 8 y 9 millones de metros cúbicos, tenemos 2,5 millones que se consumen para energía de biomasa. Se necesita capacidad instalada de 2 millones de metros cúbicos para madera aserrada, compensados. Y a ello hay que sumarle unos 600.000 metros cúbicos para la exportación de rolos. Este sector llegó a necesitar 2 millones de metros cúbicos en algún momento. Que haya una tercera planta dependerá del excedente de madera", explicó.

DECISIÓN  ESTRATÉGICA. Faroppa, que actualmente es consultor privado, dijo que en algún momento habrá condiciones para la tercera planta.

"No será fácil que llegue una nueva inversión de tal volumen. -Para que se concretara algo así –afirma Faroppa- antes que nada depende de la decisión estratégica de alguna empresa. Es una inversión enorme, de más de 2500 millones de dólares. Pero además depende de condiciones de mercado, de inversión, y después de disponer recursos, sobre todo de los recursos logísticos".

En tal sentido, Opypa señala que el estado tiene por delante el desafío de ordenar la actividad a través de cuencas a través de un ámbito de articulación público-privado en el que estén presentes los ministerios de Industria y Energía, Ganadería, Arcultira y pesca, y de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente.

Desde el punto de vista logístico, la reparticiòn estatal dijo que habrá que stimular la mejora del transporte carretero a través de nueva infraestructura vial y la extensión de uso de camiones bitrenes.

Además, se tendrá que reactivar la recuperación del ramal de AFE Algorta-Fray Bentos.

Dejá tu comentario