Nacional

Una mujer a prisión en Rivera por mandar asesinar a su marido por $100.000

La ejecución fracasó y fueron a prisión tanto ella como el asesino a sueldo. Bilú, la víctima, iba a ensayar en una scola do samba. Su estado es grave

Una mujer fue procesada en Rivera al comprobarse que prometió el pago de 100.000 pesos a un sicario para eliminar a su marido.

También fue procesado el ejecutor, un brasileño que le dio dos disparos. En la escena se encontraron cinco casquillos de bala, es decir que tres disparos no dieron en el blanco.

Ney Gustavo Machado Scottola, de 52 años, se encuentra hospitalizado en grave estado. En la zona, la víctima es conocida como "Bilú", dijo el diario A Plateia.

Estaba yendo en bicicleta al ensayo de una scola do samba en barrio Fortín cuando fue abordado por el sicario y un cómplice, quienes viajaban en una moto.

La instigadora del atentado P.P.S.B, brasileña de 37 años de edad, fue procesdaa por homicidio especialmente agravado en grado de tentativa.

Empezó declarando en la causa como testigo, pero el interrogatorio se fue orientando hacia su responsabilidad en los hechos.

En tanto el sicario O.C.L., brasileño de 38 años de edad, fue derivado a la cárcel de Cerro Carancho.

La Policía de Rivera logró desarticular la trama gracias a la hija de la víctima, una abogada que trabaja en Livramento.

La mujer dijo a los investigadores que su padre sospechaba que Pamela, la madre de su hijo, de quien estaba separado desde hacía poco, podía ser capaz de un atentado semejante.

En conocimiento de ello, la Policía montó una ratonera a la mujer, cuya dirección el lado brasileño se desconocía.

La contactaron vía la hija de Bilú. Por ella sabían que estaba en disputa con su marido por una pensión alimenticia.

Le dijeron que entre sus pertenencias encontraron dinero, y la citaron a la dependencia policial.

Al llegar se dio cuenta que había sido engañada. Los agentes le incautaron dos celulares y allí montaron la farsa para atrapar al sicario.

Corto de dinero, el hombre necesitaba volver a Brasil cuanto antes.

Entonces, con la ayuda de la detenida lo citaron en un negocio. El operativo requirió de varios policías de particular.

 

 

 

Fue detenido en la tarde del miércoles, en un comercio de Rivera, lugar de encuentro donde planeaba cobrar sus "honorarios".

Dejá tu comentario