AFP

Un tribunal israelí condena a una cooperante española por financiar a un grupo palestino

Un tribunal militar israelí condenó el miércoles a una cooperante española por utilizar su organización para financiar a un grupo palestino calificado de terrorista por muchos Estados occidentales, informaron los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores.

Un tribunal militar israelí condenó el miércoles a una cooperante española por utilizar su organización para financiar a un grupo palestino calificado de terrorista por muchos Estados occidentales, informaron los ministerios de Defensa y Asuntos Exteriores.

Juana Ruiz confesó, en el marco de un acuerdo de culpabilidad presentado ante el tribunal de Cisjordania ocupada, su papel como "recaudadora de fondos para el Frente Popular para la Liberación de Palestina (FPLP)", según un comunicado de los ministerios.

Además, Ruiz dijo que su organización, los Health Work Committees (Comités de Trabajo para la Salud), era "un brazo civil del FPLP, junto con" otros seis grupos recientemente ilegalizados, según el comunicado israelí.

El grupo de Ruiz había sido prohibido en Israel en 2020.

El mes pasado, el ministro israelí de Defensa, Benny Gantz, declaró que Addameer, Al-Haq, el Centro Bisan de Investigación y Desarrollo, Defensa de los Niños Internacional - Palestina (DCI-P), la Unión de Comités de Trabajo Agrícola (UAWC) y la Unión de Comités de Mujeres Palestinas (UPWC) eran tapaderas del FPLP.

El FPLP es un grupo marxista calificado como organización terrorista por muchos Estados occidentales.

El señalamiento de esas organizaciones no gubernamentales fue recibido con críticas por parte de grupos de derechos y gobiernos europeos que las financian.

"Los donantes, incluidos los países y las organizaciones internacionales, fueron engañados y desviados de manera sistemática y calculada para financiar a la organización terrorista", afirma el comunicado israelí.

"Las actividades de la organización fueron una fuente de financiación significativa e importante para el FPLP", añade el texto.

Responsables israelíes dijeron que la condena de Ruiz demostraba que sus acusaciones contra las oenegés eran correctas.

"El lavado de cara al terrorismo utilizando la tapadera de las actividades de derechos humanos es un doble pecado: alimenta el terrorismo y perjudica a las organizaciones que hacen un trabajo importante", dijo Gantz en un comunicado.

El ministro de Asuntos Exteriores, Yair Lapid, calificó la "admisión de culpabilidad" de Ruiz como una prueba de las afirmaciones de Israel de que los grupos servían para dar fondos al FPLP, y pidió a la comunidad internacional que "impida que las organizaciones terroristas utilicen el barniz de la cobertura civil".

Se espera que Ruiz sea puesta en libertad en breve, ya que los fiscales habían solicitado una condena de 13 meses de cárcel y fue detenida por primera vez en abril de 2020.

Se enfrenta a una multa de 50.000 séqueles (unos 16.000 dólares). La audiencia de la sentencia está prevista para el 17 de noviembre.

La organización de derechos humanos israelí B'Tselem acusó a los ministros de "intentar manipular" para justificar el cierre de los seis grupos, afirmando que no habían aportado "ni una sola prueba" que relacionara los casos.

Un dossier de 74 páginas elaborado por la agencia de seguridad interna Shin Bet y que pudo consultar la AFP parecía carecer de pruebas claras que implicaran a los seis grupos en su relación con el FPLP.

Una investigación de una oenegé europea publicada el lunes descubrió que el programa espía Pegasus, de fabricación israelí, se utilizó para piratear los teléfonos del personal de organizaciones palestinas en el punto de mira de Israel.

Las autoridades estadounidenses incluyeron la semana pasada al fabricante israelí del programa espía en una lista negra de empresas restringidas.

jjm/dv/pc/rsr

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario