Un año del crimen de Lola: Policía cree que asesino no tiene antecedentes

Chequearon el ADN hallado en la mochila con todos los presos del país y parte de Argentina. Habla la madre y el pescador que halló el cuerpo.

27 de diciembre de 2015, 10:41hs

Ricardo Giamberini, el pescador que encontró el cuerpo de Lola Chomnalez, está obsesionado con el crimen y casi todos los días piensa en el asesinato.

Cada vez que va a Aguas Dulces se sienta en el lugar donde fue enterrado el cuerpo de la adolescente y busca una señal que le permita descifrar al asesino. Así lo relató el propio Giamberini a Qué Pasa del diario El País.

Dice que el crimen cambió su vida y la de su familia y recuerda cómo fue aquel día. “Yo seguí las huellas de un hombre cuya actitud me llamó la atención. No estaba vestido como turista y apretaba un bolso como si llevara algo robado. Y miraba hacia atrás para ver si lo seguían”, recordó el pescador al matutino.

Ese individuo iba de Aguas Dulces hacia Valizas, tenía un corte de pelo militar, pantalón camuflado y championes Nike. El pescador le dijo a su pareja que debían seguir las huellas y finalmente sus hijos adolescentes y unos amigos vieron algo extraño. Él ordenó que se alejaran, caminó unos pasos y vio el cuerpo de Lola semienterrado en la arena.

Llamó a un efectivo de Prefectura que circulaba a 200 metros del lugar en un cuatriciclo quien confirmó el hallazgo. “Yo llegué a unos metros del cuerpo. Estaba todo el detalle. Sin embargo, en los días sucesivos pisaron y borraron todas las huellas del crimen”, dijo.

SIN ANTECEDENTES. Los investigadores del caso piensan que el asesino es un argentino o un brasileño que se cruzó con la joven por la playa ese domingo. Suponen que el individuo carece de antecedentes penales, detalla El País.

La muestra de ADN hallado en la mochila de Lola se cotejó con los más de 30 testigos e indagados que declararon en el Juzgado Penal de Rocha. También se cruzó con la totalidad de las muestras de ADN extraídas a reclusos de todas las cárceles del país y de una parte de Argentina. Todos los resultados dieron negativo.

UNA MARIPOSA. "Un día salí del estado de shock inicial y caí realmente en que Lola no estaba y que ya no volvería. Estaba muy mal, angustiada y enojada. Me senté en el patio de casa y le pedí a Lola que me diera una señal. De repente apareció una mariposa, de esas naranjas, a las que llaman monarcas, y se me posó en la ropa. Se quedó ahí un buen rato y le pregunté: Lola, ¿sos vos? Se seguía quedando, me levanté para hacer algo en la cocina y la mariposa no se movió. Tenía que ir al banco que queda acá a tres cuadras y me acompañó a upa, entró al cajero conmigo y volvimos a mi casa. Y ahí dije: ¡Es Lola!. Luego se posó otra vez en el patio y se fue volando", contó la madre Adriana Belmonte.

Tras una serie de declararciones sobre el crimen la semana pasada a la prensa, los padres reclaman que el ministro del Interior, Eduardo Bonomi, “se ocupe” del caso.

Este lunes cuando se cumpla un año del crimen, Lola será homenajeada en Buenos Aires y Valizas donde colgarán grullas de origami, típicas de la cultura budista.

 

Dejá tu comentario