Nacional

Última víctima del triple homicida habría encargado el asesinato de hermano

PG admitió los asesinatos de Koni Silva y de los hermanos Von Graevenitz. Sorprendió a los investigadores con su relato. Hoy la justicia decide.

 

El triple homicida de Maldonado. P.G., de 33 años, sorprendió a los propios policías, al afirmar que su última víctima, Claudia Von Graevenitz, le había prometido y no había cumplido con el pago de 5.000 dólares para matar al hermano, el productor rural Alejandro Von Graevenitz, en el mes de abril.

Justificó la acción en el hecho de que los  hermanos Von Graevenitz mantenían diferencias económicas desde hace mucho tiempo, informó Maldonado Noticias.

El productor Von Graevenitz -de nacionalidad chilena y argentina- fue encontrado sin vida en su establecimiento, en ruta Interbalnearia. Tenía golpes en la cabeza que determinaron su deceso.

PG fue indagado por este crimen pero no se pudo probar su participación y quedó libre.

Pero al ser detenido horas atrás ratificó su nexo con ambos crímenes. Dijo haber matado a Claudia porque ella sólo le había entregado 90.000 pesos -de los 5.000 dólares que le prometió- por el asesinato por encargo.

Según su relato, mató a la mujer  porque se negó a pagarle lo prometido.

Claudia Von Graevenitz, de 59 años, era la propietaria del Hostal Los Picaflores, en parada 7 de Playa Mansa.

PG cuidaba del hostal y tenía una relación cotidiana con quienes resultaron ser sus víctimas.

Rodeado por la la Policía desde el domingo, pasó una larga noche huyendo del cerco policial. Abandonó la camioneta en la que viajaba (había sido alquilada por la joven Koni Silva, su segunda víctima) y se perdió en un  descampado cercano a San Carlos.

Esa noche la pasó en un depósito de bebidas alcohólicas. Allí fue sorprendido por el sereno mientras dormía. Le dijo que había sido víctima de un asalto. y éste le creyó. 

PG le comentó que debía viajar a visitar a unos amigos. El trabajador le pidió un taxi.

Según El País, le faltaba un zapato y su campera estaba destrozada.   El taxista declaró que no le cobró el viaje porque el hombre le dijo no tener dinero. El chofer le entregó una tarjeta con sus datos para que le pagara luego, y le avisó a su patrón.

Dos días antes, se había hallado en Punta del Diablo el cadáver de la joven Silva, de 19 años, madre de un niño de 3. La muerte databa de una semana atrás.

Este martes, ante la Policía, PG admitió los tres asesinatos. La justicia decide hoy su procesamiento.

Enterado de la situación, el padre del criminal dijo: “esto no fue mi hijo; fueron las drogas”. Entre las pertenencias de PG se encontró una pipa de pasta base.

Sólo por el primer delito podría ser procesado homicidio especialmente agravado, que establece la pena máxima del Código Penal: 15 años de penitenciaría y 30 de máxima.

Lo detuvieron en la casa de los padres en Ocean Park. Los tenía amenazados de muerte y un hermano que vive en el exterior fue quien llamó a la Policía para confirmar su paradero.

En la víspera, la justicia y la Policía lo llevaron a las dos escenas del crimen en Maldonado. 

La jueza penal de 4° turno de Maldonado, doctora Adriana Morosini, realizó nuevas citaciones para este miércoles. Todavía necesita indagar más del caso de Punta del Diablo.

Precisamente, ese es el delito que más lo apena, dijo la defensora de oficio de PG. En ese sentido, declaró no saber lo que pasó. Dijo que "se le fue la fuerza" y que la mató "sin intención", señala FM Gente.

 

FOTO: Maldonado Noticias

 

Dejá tu comentario