AFP

Tribunal de la UE condena a Polonia a una multa diaria de un millón de euros por la reforma judicial

Polonia fue condenada el miércoles a pagar una multa de un millón de euros por día a la Unión Europea (UE) por no haber atajado la actividad de la cámara disciplinaria de su Corte Suprema, institución clave de una controvertida reforma del sistema judicial.

Polonia fue condenada el miércoles a pagar una multa de un millón de euros por día a la Unión Europea (UE) por no haber atajado la actividad de la cámara disciplinaria de su Corte Suprema, institución clave de una controvertida reforma del sistema judicial.

La medida se inscribe en el contexto de un duro contencioso entre la UE y Polonia sobre el Estado de derecho y la independencia de la justicia.

El 14 de julio, el Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) ordenó a Polonia el cese inmediato de las actividades de la cámara disciplinaria de su Corte Suprema.

El órgano, puesto en marcha en el marco de una controvertida reforma de la justicia polaca, se encarga de supervisar a los jueces y tiene potestad para retirarles su inmunidad y hacer que puedan ser juzgados penalmente o que se les reduzca el sueldo.

"La cuestión de la organización del sistema judicial depende de la competencia exclusiva de los Estados miembros", reaccionó el miércoles el portavoz del gobierno polaco, Piotr Muller, que afirmó que esta reorganización busca un "funcionamiento eficaz".

"La vía escogida de multas y chantajes no es buena", advirtió.

Por su parte, para el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, la decisión del TJUE confirma "las profundas preocupaciones sobre el riesgo de perjuicio grave e irreparable para la orden jurídica de la Unión Europea y del Estado de derecho".

"Estamos disponibles para entablar el diálogo con las autoridades polacas", añadió, anunciando que iría a Varsovia a mediados de noviembre.

El jefe del gobierno polaco, Mateusz Morawiecki, de talante nacionalista, se comprometió recientemente a abolir esta cámara, cuya supresión había sido anunciada por Varsovia en agosto. Sin embargo, sigue funcionando.

En julio, el TJUE consideró que esa cámara "no ofrece todas las garantías de imparcialidad e independencia" y que no está "a salvo de influencias directas o indirectas de los poderes legislativo y ejecutivo".

"El respeto de las medidas provisorias el 14 de julio es necesario para evitar un perjuicio grave e irreparable al orden jurídico de la Unión Europea así como a los valores sobre los cuales esta Unión esta fundada, especialmente el Estado de derecho", afirmó este miércoles el TJUE, con sede en Luxemburgo.

El 7 de septiembre, la Comisión Europea reclamó al TJUE que impusiera una sanción financiera, alegando que "los sistemas judiciales de la UE deben ser independientes e igualitarios".

- Plan de reactivación, congelado -

Según una fuente europea, la multa debía aplicarse desde el miércoles, en cuanto se le hubiera notificado a Polonia la decisión del Tribunal.

Polonia y la UE están confrontadas a raíz de una serie de polémicas reformas judiciales de Varsovia. Para Bruselas, estas medidas chocan con las libertades democráticas pero para el gobierno polaco son necesarias para acabar con la corrupción de los jueces.

Las tensiones se han acentuado desde que el 7 de octubre el Tribunal Constitucional polaco consideró que ciertas partes del derecho europeo eran incompatibles con al Constitución del país. Esto provocó cierto revuelo entre los europeos, que vieron en ese fallo un ataque sin precedentes contra la primacía del derecho de la UE y el respeto de las decisión del TJUE.

Polonia, en tanto, asegura que quiere seguir formando parte del bloque, al que se incorporó en 2004, pero ha denunciado varias veces el "chantaje" ejercido, según Varsovia, por Bruselas.

El plan de recuperación poscovid de Polonia, de 36.000 millones de euros (41.800 millones de dólares) está actualmente congelado por la Comisión Europea, que reclama garantías de independencia del sistema judicial polaco.

fmi/mad/thm/jvb/es/eg

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario