Internacionales Genética | He Jiankui

Tres años de cárcel para científico chino que "editó" genéticamente tres embriones

He Jiankui no podrá además seguir trabajando en el ámbito de la salud.

El científico chino He Jiankui, creador de los primeros bebés modificados genéticamente, ha sido sentenciado este lunes a tres años de cárcel y a pagar una multa de tres millones de yuanes (380.000 euros). No podrá volver a trabajar en el ámbito de la salud.

Un tribunal de Shenzhen lo declaró culpable de “llevar a cabo, de manera ilegal, la edición genética de varios embriones humanos con fines reproductivos”.

La agencia de noticias oficial, Xinhua confirmó que fueron tres los niños nacidos como resultado del experimento.

He Jiankui, conocido a raíz del suceso como “el Frankenstein chino”, anunció en noviembre de 2018 que había manipulado dos embriones humanos por medio de una técnica de edición genética, conocida como CRISPR.

El propósito, afirmó, es que fueran inmunes al virus del sida. Las gemelas, que recibieron los nombres de Lulu y Nana, nacieron semanas antes del anuncio.

Posteriormente, confesó la existencia de una tercera fecundación en una cumbre científica celebrada en Hong Kong. “Estoy orgulloso, estoy orgullosísimo”, declaró entonces.

El genetista fue empleado de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Shenzhen y se formó en las universidades estadounidenses de Rice y Stanford.

La comunidad académica criticó ferozmente sus experimentos.

El Nobel de Medicina David Baltimore, calificó su proceder de “irresponsable”.

122 académicos de la comunidad científica china publicaron una declaración conjunta en la que afirmaban que “cualquier intento” de hacer cambios en embriones humanos mediante modificaciones genéticas es “una locura”, y que el nacimiento de estos bebés representaba “un alto riesgo”.

Dejá tu comentario