COMUNICADO DE ABPU

"Somos rehenes de una situación ajena a nuestras decisiones"; bancos privados lamentan ocupación del Heritage

La Asociación de Bancos Privados afirma que las medidas provocan perjuicios para la sociedad por la alteración que genera sobre el funcionamiento del sistema financiero.

31 de agosto de 2022, 16:48hs

La Asociación de Bancos Privados del Uruguay (ABPU) lamentó los perjuicios a las instituciones por las medidas del sindicato de bancarios, que este miércoles resolvió ocupar el Banque Heritage en el marco del conflicto que mantiene con Citibank por el despido de tres trabajadores.

“Nuevamente debemos referirnos a las medidas gremiales adoptadas por la Asociación de Empleados Bancarios del Uruguay (AEBU). Desde hace meses las medidas incluyen la no realización de horas extras, traslados, cambios de horario ni capacitaciones. A ello se le han sumado paros sorpresivos y el 11 de agosto se ocupó la oficina de Citi en Ciudad Vieja”, expresa la asociación de bancos en un comunicado.

“Esta semana el sindicato bancario decidió intensificar sus medidas de lucha en el sector, afectando a empresas del sector financiero y relacionadas. Hoy ocuparon Banque Heritage. Todas estas organizaciones no tienen ninguna responsabilidad en el conflicto. Las personas y empresas que son clientes de estas instituciones tampoco. Somos rehenes de una situación ajena a nuestras decisiones”, indica ABPU.

Los bancos privados sostienen que “estas medidas son la respuesta del sindicato bancario a la decisión de Citi de vender una de sus unidades de negocios en Uruguay. Esa venta llevó a la institución a proceder a la desvinculación de 29 colaboradores que trabajaban en dicha unidad. A todos ellos, Citi les ofreció una compensación superior a la que establece la legislación uruguaya, la que fue aceptada por 26 de los 29 funcionarios afectados. AEBU entendió que correspondía involucrar a todo el sistema en un conflicto para obligar a buscar una colocación para las tres personas que no aceptaron los incentivos”.

“Pese a mantener siempre abiertos los canales de diálogo, el planteo del gremio no fue aceptado, porque ninguna institución financiera puede influir en las decisiones de otra, que además es su competencia, y porque además no es razonable que se obligue a un banco a incorporar a su plantilla a trabajadores que fueron desafectados por otra institución”, subraya la asociación.

“Lamentamos los perjuicios que estas medidas sindicales adoptadas por AEBU provocan para la sociedad en su conjunto por la alteración que estas condiciones extraordinarias generan sobre el funcionamiento del sistema financiero”, concluye la comunicación.

Dejá tu comentario