Curiosidades

Se le quedó un testículo atrapado en una silla y su “incidente” es viral

Compró una silla para ducharse sentado por una lesión, pero resultó no ser la adecuada.

Un noruego de 45 años se convirtió en una personalidad de Facebook en su país, luego de protagonizar un incómodo incidente con una silla.

Como Claus Jørstad sufre una lesión en su rodilla tenía que ducharse sentado, y para ello fue hasta una tienda de muebles a comprarse la silla.

El problema fue al estrenarla bajo el agua. El hombre no tuvo en cuenta los ocho orificios que tenía el mueble en el asiento, y quedó con un testículo atrapado en uno de los agujeros, sin poderlo sacar.

Jørstad decidió hacer pública a través de Facebook su experiencia y contó lo que le sucedió con “su capitán y sus dos marineros”.

Según narró en su publicación en la red social, uno de sus "marineros" se hinchó por el calor de la ducha con tan mala suerte que le quedó encajado en uno de los agujeros de la silla.

El hombre se dio cuenta de lo que le pasaba cuando intentó levantarse y no pudo. Sintió el tirón y el dolor. Finalmente, solucionó su “inconveniente” duchándose con agua fría, hasta que su “marinero” se encogió y pudo liberarlo.

Lo cierto es que el mensaje se viralizó en Facebook donde acumula más de 31.000 Me Gusta, más de 6.300 comentarios y fue compartido más de 13.600 veces.

Según publica Huffington Post, hasta la empresa, en tono de humor, le contestó sobre lo ocurrido.

Lamentó el incidente, y le recomendó que saque la silla de la ducha y la utilice para poner una flor encima. Además, le recordó que la próxima vez que salga “a navegar” debe llevar ropa adecuada.

Dejá tu comentario