Nacional

Salarios: comienza a jugarse ajedrez de cara a Consejos de junio

En sectores exportadores, el gobierno prepara el ambiente para un eventual "descuelgue" de los criterios por inflación. Crisis internacional y escaso margen político

El gobierno advierte que puede haber un descuelgue de las negociaciones salariales en muchos sub-sectores de actividad que tienen que ver con la exportación, reconoció hoy en nota con El País el subsecretario de Trabajo, Nelson Loustaunau.

El 30% de los convenios salariales -en 250 áreas productivas-  vencen en junio y ante un contexto internacional que se espera adverso, es probable que en algunos sectores se cambien los clásicos criterios de negociación por inflación, dijo el jerarca.

Varios convenios contienen cláusulas de cambio de paradigma en caso de caída de lso exportaciones, un extremo que ya se está registrando por la desaceleración en los mercados internacionales.

Otros agentes como la consultora Deloitte apuntan que en este contexto que incluye "dificultades regionales", la política salarial impone un marco que puede resultar "excesivamente rígido".

"Es imperativo pensar en una moderación sustantiva de los ajustes salariales para la siguiente mesa de negociación", dijo Pablo Rosselli, economista y director de Deloitte.

Sin embargo aclaró:  "el gobierno tiene poco margen político para hacer cambios en la próxima discusión de la pauta salarial".

De la misma opinión es Pablo Moya, director de la consultora Oikos. "Si bien el gobierno ha mostrado interés en presentar incentivos por productividad, esto en los hechos no se ha plasmado".

Moya dijo que el régimen salarial es demasiado "rígido" y que hay realmente pocas posibilidades que los ajustes salariales puedan corregirse a la baja.

No obstante, las cámaras empresariales comienzan a ejercer sus presiones de cara al mes de junio.

Horacio Bafico, asesor de la Cámara Mercantil, señaló que esta situación compromete la competitividad de las empresas.

Los salarios privados en Uruguay se ajustaron en el entorno de 15% en 2011, según recordó.

El Ministerio de Trabajo encargó a la Universidad de la República la creación de un sistema de ajustes por productividad que ayude a fijar pautas en el futuro.

El subsecretario Loustaunau tiene expectativas que esos resultados puedan aplicarse en la nueva negociación del Consejo de Salarios.

El jerarca dijo que la idea es evitar el concepto erróneo de a más producción, mayor productividad con un incremento del esfuerzo".

El gobierno no la tendrá fácil en ese sentido. El Partido Comunista, de fuerte influencia en los sindicatos, intentará perfilarse dentro del gobierno de cara a las internas de mayo de 2012.

En ese sentido, saldrá a realizar una campaña pública exigiéndole al gobierno "más logros", informa hoy El País.

En el marco de esa campaña, que establecerá "cosas que deberán pasar" en el futuro, los comunistas plantean mejor distribución del ingreso y la caída de la masa crítica -800.000  individuos- trabajadores que ganan menos de 10.000 pesos.

Dejá tu comentario