PolicialesRocco Morabito | fuga | Cárcel Central

Rocco Morabito pagó más de 50.000 pesos para fugar de ex Cárcel Central

El mafioso italiano le dio 15.000 pesos a cada uno de los cómplices que fugaron con él y 20.000 pesos a un operador penitenciario que le facilitó una pinza.

Rocco Morabito, el capo de la mafia calabresa, pagó más de 50.000 pesos para fugar de la ex Cárcel Central el pasado domingo 23 de junio en horas de la noche.

Si bien el camino que hizo Morabito para escapar por los techos de la cárcel ya se conoce, los detalles que surgen de la investigación revelan la participación directa de operadores penitenciarios en la fuga, y de otros reclusos que fueron primordiales en la planificación.

Como ya se sabía, el delincuente italiano, que esperaba ser extraditado a su país de origen, fugó junto a otros dos presos que fueron recapturados días después: Matías Sebastián Acosta González y Bruno Ezequiel Díaz.

Ambos, recibieron 15.000 pesos cada uno por parte de Morabito, para ayudarlo a escapar de Cárcel Central. De la investigación llevada a cabo por Interpol y la Fiscalía de Delitos Económicos y Complejos, también surge que un operador penitenciario recibió más de 20.000 pesos del capo mafioso a cambio de que le facilitaran una pinza, que posteriormente fue utilizada para cortar el tejido de los techos que están linderos al centro de reclusión.

Luego de que huyeron y llegaron hasta la casa de una vecina, por donde finalmente escaparon a la calle San José, tomaron un taxi que los trasladó directamente a Punta Carretas.

Tanto Morabito como sus dos cómplices, a los pocos minutos, emprendieron viaje desde el restaurante italiano hasta la ciudad de Minas, en Lavalleja. Allí se quedaron resguardados en una vivienda Matías Acosta y Bruno Díaz. Luego, Morabito volvió a Montevideo junto al ruso, incluso, según la investigación, se supo que esa noche el mafioso italiano durmió en la cochera del restaurante.

Después de ese momento, la Policía le pierde el rastro a Rocco Morabito, que hasta ahora no ha podido ser encontrado.

Dejá tu comentario