Internacionales

¿Qué pasa en el Everest que han muerto 10 montañistas en una semana?

Se vendieron cerca de 500 permisos para escalar hasta la cima antes de que termine mayo, cuando empeora el tiempo y se hace aún más difícil.

Este sábado se confirmó la muerte de dos nuevos montañistas, llegando a 10 en la semana, una cifra alarmante para las autoridades y que mete miedo a los cientos de escaladores que esperan para llegar al llamado “techo del mundo”.

Pero ¿por qué ocurren tantas muertes en tan pocos días? Lo que pasa es que a fines de mayo se termina una “ventana” de tiempo no tan extremo que todos quieren aprovechar para escalar y llegar a la cima.

Es por eso que se acumularon cientos de solicitudes de permisos para escalar, tanto por el lado de Nepal como por el Tibet.

Estos permisos se cobran a 11.000 dólares cada uno en Nepal, según informó la agencia AFP. Y en esta primavera se vendieron 381 permisos.

A su vez, del lado del Tibet cerca de 140 montañistas más obtuvieron su permiso, agrega la AFP.

Esto hizo que cientos de montañistas, acompañados cada uno por uno o más guías, quisieran ascender prácticamente al mismo tiempo, en pocos días.

El atasco fue increíble. La foto que acompaña esta nota dio la vuelta al mundo hace pocos días y muestra a unas 200 personas en fila tratando de llegar a la cima, a 8.848 metros de altura, donde el frío glacial, el viento y la falta de oxígeno son prácticamente insoportables sin el equipo adecuado.

Este sábado se confirmó la muerte de un británico y un irlandés, que se suman a los cuatro indios, un estadounidense, un austríaco, un nepalés y otro irlandés que murieron en la última semana.

Al menos cuatro de los decesos se atribuyen al embotellamiento existente en la llamada zona de la muerte, informa AFP.

Todo indica que la concesión de permisos se hizo sin tener en cuenta la seguridad de los montañistas.

La alpinista india Anuja Vaidya, de 21 años, que alcanzó la cumbre el miércoles, afirmó que su equipo tuvo que esperar más de una hora en el descenso porque había una fila de montañeros en el camino.

“Tuve miedo y estaba preocupada”, declaró Vaidya. “Hacía mucho frío y soplaba mucho viento. Pero no podíamos bajar, porque había mucha gente haciendo fila”, añadió.

Vaidya pudo regresar sin sufrir lesiones, pero afirmó que vio a muchos montañeros afectados por congelación en el campamento base.

Otros ocho montañeros murieron esta temporada en otras cimas del Himalaya de más de 8.000 metros de altura y dos más fueron dados por desaparecidos.

Lam Babu Sherpa, que coronó siete veces el Everest, advirtió que tal afluencia puede ser fatal, especialmente si los equipos no llevan oxígeno extra.

"Había más de 200 personas en esa fila, y uno no puede adelantarlos. Era muy difícil, vimos equipos esperando durante dos o tres horas" el miércoles, indicó Sherpa, según AFP.

Se estima que el viernes unas 600 ya habían alcanzado la cima por el flanco nepalés, afirmó una fuente gubernamental basándose en la información proporcionada por las empresas organizadoras de las expediciones.

Texto: Subrayado y AFP.

Foto: AFP.

Dejá tu comentario