Policialesrapiña abitab

Presidente de Abitab señala que "los policías se sienten con la moral baja"

La empresa presenta tres nuevas medidas de seguridad tras el aumento exponencial de las rapiñas a sus locales. Pide audiencia con Bonomi.

Roberto Palermo, presidente de Abitab, la red de cobranza que es objeto de una ola de rapiñas, dijo que "los policías se sienten con la moral baja".

"No sé si se siente seguros para actuar como tienen que hacerlo", señaló en entrevista con El Observador.

Solo el lunes último, tres locales de la empresa (en Colón, Sayago y Punta Gorda) fueron asaltados. El martes 6 robaron un Abitab en Solymar y se llevaron 2 millones de pesos.

Entre abril de 2017 y abril de 2018 hubo solo tres locales asaltados.

Pero desde mayo hubo 32 rapiñas, en el 95% de los casos en Montevideo, Canelones y, en menor medida, en San José.

La empresa pidió una audiencia con el Ministerio de Interior para que conozca de primera mano lo que está pasando y presentarle las nuevas medidas de seguridad.

Palermo dijo que en 63 de los 500 locales se colocarán bolardos de hormigón para evitar que los delincuentes embistan las fachadas con sus vehículos.

En esos locales hay explanadas que facilitan esta modalidad. Así asaltaron un local de Sayago esta semana.

También se colocarán varillas de acero cada 15 centímetros en los vidrios blindados a efectos de evitar que los delincuentes puedan pasar al otro lado. Hoy lo hacen con facilidad luego de romper a marronazos el separador.

Abitab anunció a sus asociados que por primera vez multará a los que no cumplan con las exigencias de seguridad de la casa matriz.

El directivo señaló además que en algunos atracos se cometieron errores de protocolo por parte de los funcionarios.

El centro de monitoreo de Abitab -desde el que se coordina las aperturas y cierres de locales- se detectó en algún caso que los funcionarios entraron al área segura y luego volvieron sobre sus pasos para abrir una cortina metálica, algo que en teoría no se debería hacer.

Esta práctica era rutinaria, lo que permitió a los delincuentes -haciendo inteligencia previa- encontrar una vulnerabilidad importante.

"Después de todas estas medidas y todo el esfuerzo, que roben porque no cumplieron con un requisito, nos pone muy mal", concluyó Palermo.

El ejecutivo señala que la situación va a seguir igual dentro de dos años, cuando desembarque el nuevo gobierno, y salvo que haya cambios sustanciales en las condiciones socioeconómicas "volverá a ser la misma historia".

También un "cambio en el accionar policial" contribuya a mejorar las cosas, opinó.

Dejá tu comentario