Nacional

"Policías tomados de rehenes volvieron a trabajar como si nada"

Tras la fuga en Comcar el sindicato policial reclama por malas condiciones laborales. Denuncian que no hubo contención a rehenes de fugados y que esto era previsible.

 

El sindicato policial visitó en el Comcar a los policías tomados de rehenes y afirmaron que no tuvieron atención alguna. Fueron a declarar al Juzgado al día siguiente de la fuga y retornaron a sus puestos de trabajo, como cualquier otro día.

Patricia Rodríguez, del Sindicato Único de Policías del Uruguay, explicó a Subrayado que en la visita de este viernes se realizó una especie de inspección de las condiciones en las que trabajan los efectivos en Comcar.

Todos los datos recabados fueron presentados al Ministerio del Interior este viernes, en una reunión de la que también participó el director de Sanidad Policial, Leonardo Anzalone. Los policías adelantaron que si no se encuentran soluciones a sus reclamos, iniciarán medias de lucha, que podrían incluir huelgas de hambre por departamento.

"Como primer punto y el más grave, queremos señalar que era previsible lo que pasó" en el Comcar, dijo a Subrayado Patricia Rodríguez, ya que "el 28 de junio se desmanteló la guardia antimotín de 60 personas que tenía el Comcar y se retiraron a Libertad y a otras dependencias".

"Esto implica que cuando hay motín las autoridades deben llamar a Libertad y las seccionales de la zona para que envíen personal. Y sabemos que un motín o una fuga como la de esta semana se da en unos minutos", agregó.

Esta es una de las cárceles con más internos y una de las más complejas, recordó Rodríguez, que además señaló que durante las noches, en la guardia de cada módulo se dispone "únicamente de dos policías por piso".

El Comcar tiene en este momento aproximadamente unos 3.300 reclusos.

Otro de los reclamos principales del sindicato al Ministerio es la ausencia de atención para los policías involucrados en el intento de fuga. "Todo el tiempo estuvieron amenazados con un arma en la cabeza, uno de ellos terminó herido y al día siguiente ya tuvieron que ir a trabajar como si nada hubiera pasado. No tuvieron contención de ningún tipo", dijo Rodríguez.

SIN PORTÓN. La fuga de los reclusos destrozó los portones de ingreso al Comcar, que comenzaron a ser reparados este jueves. Según la representante del sindicato, los funcionario del centro de reclusión decidieron suspender la visita, ya que no se podía realizar en esas condiciones.

Sin embargo, desde el Ministerio del Interior se ordenó que se realizara la visita -que según cifras del sindicato mueve unas 5.000 personas- con lo cual disminuye sensiblemente la guardia perimetral y dentro de los módulos, ya que los efectivos deben desplazarse.

Según el sindicato, la opinión generalizada entre los policías que trabajan en el Comcar es que esta fuga "podría haber sido una masacre. Los módulos estaban con menos guardia que un día común y afortunadamente la situación no fue peor".

También se reclama al Ministerio y a la Dirección de Sanidad Policial por las condiciones insalubres en las que trabajan los efectivos, que tienen turnos de 12 horas sin poder salir del módulo y estando todo el tiempo a demanda de los reclusos.

Dejá tu comentario