Nacional

Policía allana Cambio Nelson y encuentra la "caja chica": US$ 25.000 dólares

Ante la sospecha de que el prófugo vació sus empresas, en la víspera los investigadores trabajaron 9 horas en la casa matriz.

 La justicia ordenó el allanamiento de Cambio Nelson ante la sospecha de vaciamiento de las empresas del grupo Sanabria: los investigadores encontraron una lista de clientes y 25.000 dólares, según La República.

Durante 9 horas trabajó personal de Interpol y de otras dependencias policiales, a pedido del juez Marcelo Souto y el fiscal Morosoli.

Se están reconstruyendo los últimos movimientos económicos de Sanabria antes de huir del país.

El exdirigente político y empresario sacó mucho dinero hacia el exterior. Hasta el momento se estima que movilizó 2.5 millones de dólares, aunque podrían ser más.

El pasivo que dejó podría superar los 20 millones de dólares.

Sanabria había prometido volver a Uruguay a "dar la cara" miércoles 28, e incluso lo hizo a través de un audio que entregó a periodistas allegados, haciendo hincapié que estaba a dos horas de avión de Montevideo, en algún punto del Mercosur no especificado.

Sin embargo, la Policía tenía claro que estaba "comprando tiempo" para mover sus piezas.

Según Fm Gente, lo que precipitó a Sanabria a irse del país fueron amenazas contra sus hijos por parte de damnificados.

Sanabria explicó en el audio que la situación financiera estaba comprometida desde tiempo atrás, y que lo que pasó fue algo que superó sus posibilidades.

Dejó a un asistente 250.000 dólares -esa es la cifra que se divulgó-, y éste la entregó a la Policía  al vencerse el plazo del supuesto regreso de Sanabria al país. Se dijo -pero nunca se confirmó- que ese dinero tenía el cometido de pagar los sueldos de los empleados.

Sanabria heredó de su padre -el exsenador colorado, fallecido en 2015, a los 65 años- el Cambio Nelson, una torre sobre la avenida Chiverta, varios inmuebles, un tambo cercano a José Ignacio, una empresa de ómnibus que cumple servicios entre Maldonado y Treinta y Tres, una rentadora de autos, entre muchos otros negocios.

La justicia intenta determinar préstamos, operaciones bancarias y movimientos patrimoniales que haya hecho el prófugo en los últimos meses. También los vínculos empresariales del grupo económico, ante la sospecha de que lavaba activos provenientes de Argentina.

FARIÑA Y LOS SANABRIA

De hecho, el valijero K Leonardo Fariña -el libertad por la ley del "arrepentido"- señaló Wilson Sanabria como un colaborador de la llamada "Ruta del dinero K".

“Era el nexo político que teníamos en Punta del Este para llevar adelante los negocios”.

Uno de ellos fue la compra de El Entrevero, un campo de 152 hectáreas, está ubicado en el kilómetro 170 de la ruta 10 entre José Ignacio y Punta del Este.

El diario El Observador pudo constatar en el año 2013 que el dueño del campo -por el que se pagó 14 millones de dólares- era Jumey, una sociedad anónima presidida por Daniel Pérez Gadín, contador de Lázaro Báez, amigo de Néstor Kirchner y jefe de Leonardo Fariña.

En declaraciones al programa de Carve, "Así nos va", Fariña explicó cuál era el papel que cumplió el exsenador Wilson Sanabria: "Wilson fue el que nos dio una mano con todo lo que era la aprobación de planos municipales de Punta del Este. Nos consiguió la posibilidad de hacer subdivisiones en primera línea, cosa que no se podía en esa zona. Era el nexo político que teníamos en Punta del Este para llevar adelante los negocios".

Fariña explicó que el plan de negocios iba más allá de "El Entrevero".Incluso estaba previsto comprar un campó lindero, al lado de Pueblo Medellín.

El valijero contó que en 2012, Sanabria le presentó el proyecto Puerto del Chileno.

A pedido de Fariña, Sanabria viajó a Buenos Aires. "Viene con otro tipo que estaba siempre con él, no me acuerdo el nombre. Hicimos una reunión con empresarios para ver si podíamos quedarnos con el desarrollo del Puerto del Chileno y el casino".

Sobre este proyecto, explicó: "El Puerto del Chileno era un desarrollo inmobiliario con puerto propio y casino. Había toda una legislación ahí que nos daban la concesión de un casino pero teníamos que generar una inversión de un vuelo superior a Conrad. Teníamos hotel, casino, barrio privado, y puerto. Era un escándalo ese negocio, estaba buenísimo".

Este es el audio del programa "Así nos va", conducido por Patricia Madrid y Viviana Ruggiero

Dejá tu comentario