Deportes Peñarol | Paranaense | Wilstermann | Copa Libertadores | Colo Colo | Copa Sudamericana | Atlético Paranaense

Peñarol ganó ante Paranaense, pero quedó afuera de la Copa Libertadores; jugará la Sudamericana

Con un gol agónico sobre la hora, Wilstermann venció a colo Colo y pasó a octavos de final. Dejó a los aurinegros con las manos vacías

Peñarol cumplió su parte y venció 3-2 este martes al ya clasificado Athletico Paranaense en Montevideo, pero quedó eliminado de la Copa Libertadores-2020 debido al triunfo 1-0 de Jorge Wilstermann frente a Colo-Colo en el otro partido del Grupo C.

Los aurinegros quedaron otra vez afuera en rueda clasificatoria inicial, instancia que no supera desde 2011.

El equipo de Mario Saralegui jugó mal pero pudo afrontar las circunstancias adversas del partido. Tras empezar ganando el partido a los 2' por un gol de Formiliano, Paranaense lo dio vuelta en el primer tiempo, que terminó 1-2.

A diferencia de otras veces, en los que Peñarol se vio superado tras comenzar con victoria en el complemento, el local pudo volver a dar vuelta el partido con tantos de Kagelmacher y Britos.

Pero a falta de dos minutos para terminar el partido, Wilstermann convirtió un gol en la visita a Colo Colo que lo puso en octavos. Peñarol ya no dependía de sí mismo.

Es que los aurinegros no perdieron la clasificación ayer. Terminaron terceros en un grupo relativamente favorable con equipos que no estaban en su mejor momento.

Especialmente son los casos de Paranaense y Colo Colo, que están en posiciones de mitad de tabla para abajo en sus respectivos torneos locales.

No es que Peñarol haya brillado en el Apertura y en el Intermedio, en el que debutó con derrota. Pero era un grupo accesible, si es que los hay.

Lo que quedó de manifiesto es que el equipo sigue sin rumbo. Con su expulsión y todo su comportamiento previo al partido, Mario Saralegui dio muestras de una realidad: ser una gloria del club no lo convierte en el conductor adecuado para este momento.

El plantel sigue sin reaccionar. Las adquisiciones del club en el último período de pases no están a la altura de las circunstancias. Ni Terans, ni Urreta.,ni Britos (aunque ayer haya convertido) están dando la talla. Jugadores como Xisco ya han sido descartados y con pasaje de regreso a su lugar de origen.

Es obvio que las contrataciones no han sido el fuerte del club en los últimos años.

Los referentes como Gargano y "Cebolla" continúan ausente por falta de forma física. Juegan pero en tan bajo nivel que el equipo lo siente.

Es muy difícil que Peñarol se recupere en estas circunstancias, lo que calienta el panorama institucional en un año de elecciones.

La sexta Copa Libertadores -prometida por Saralegui, apenas asumió, en un acto casi temerario- va a tener que esperar. Ahora, a jugar la Sudamericana y a tratar de salvar el año en lo que queda de Campeonato Uruguayo.

Embed

Los goles del 'Manya' fueron marcados por Fabricio Formiliano a los 3 minutos, Gary Kagelmacher a los 63 y Matías Britos a los 81. Para Paranaense, anotaron Lucho González a los 36 y Richard a los 45.

El equipo aurinegro cumplió con su parte al ganar el partido, pero la clasificación no dependía de sí mismo.

El triunfo de Jorge Wilstermann frente al Colo-Colo en Santiago determinó que los bolivianos se quedaron con el pasaje a octavos, junto con el Paranaense, ambos con 10 unidades.

Peñarol, con 9 puntos, quedó tercero y logró así meterse en la Copa Sudamericana. El equipo chileno cierra la tabla del grupo con 6 unidades.

- Gol de principio a fin -

El gol de apertura en el estadio Campeón del Siglo de Montevideo llegó en el amanecer del partido.

Corrían menos de tres minutos de juego cuando, en ya una segunda jugada de peligro de Peñarol, Formiliano empujó en el área una pelota que le cruzó Agustín Álvarez Martínez.

Luego del primer tanto, el equipo dirigido por Mario Saralegui encontró tranquilidad y cedió la iniciativa al visitante, que empezó a acercarse al arco aurinegro, aunque sin demasiado riesgo.

El 'Manya' no bajó la guardia y pronto retomó la actitud ofensiva, con varias llegadas al arco defendido por Santos.

Pero luego de varios minutos de posesión del Paranaense, que logró robarle el balón a Peñarol y le empezó a rodear el arco, llegó el empate a los 36 en los pies de Lucho González tras pase de Nikao.

Antes del descanso, a los 45, un bombazo de Richard desde fuera del área, con una pelota que le llegó tras un error en el despeje de Walter Gargano, puso el 2-1 para el equipo brasileño.

- Triunfo con sabor amargo -

La segunda parte arrancó con jugadas de ida y vuelta, aunque los dirigidos por Eduardo Barros se mostraron un poco más cerca de concretar en los primeros minutos.

A los 60, Jonathan Urretaviscaya perdió la primera gran oportunidad de empatar el partido al conectar un balón frente al área que terminó yéndose por arriba del travesaño. Y apenas un minuto después, un disparo de David Terans terminó en las manos de Santos.

Eran avisos de Peñarol, que en la siguiente jugada logró igualar el encuentro: Gary Kagelmacher empujó la pelota en el área tras un tiro de esquina a los 63, poniendo el empate.

A los 81, un cabezazo de Matías Britos marcó el 3-2 que primero fue la esperanza de pasar a octavos de Libertadores, pero al final solo terminaría dándole al 'Manya' el tercer lugar del grupo y la posibilidad de jugar la Copa Sudamericana.

000_8TH6MA.jpg
Mario Saralegui terminó expulsado, intentó agredir al árbitro y debió ser reducido por sus propios jugadores para que el incidente no pasara a mayores

Mario Saralegui terminó expulsado, intentó agredir al árbitro y debió ser reducido por sus propios jugadores para que el incidente no pasara a mayores

FICHA TÉCNICA

Estadio: Estadio Campeón del Siglo (Montevideo)

Árbitro: Jose Méndez (PAR)

Goles:

Peñarol: Formiliano (3), Kagelmacher (63), Britos (81)

Atlético Paranaense: Lucho González (36), Coelho (45)

Amonestaciones:

Peñarol: Martinez (31)

Atlético Paranaense: Ravanelli (78)

Alineaciones:

Peñarol: Kevin Dawson - Giovanni Gonzalez, Fabricio Formiliano, Gary Kagelmacher, Joaquín Piquerez - Jonathan Urretavizcaya (Krisztian Vadocz 90+2), Walter Gargano (cap) (Cristian Rodríguez 46), Jesús Trindade, Facundo Torres - Agustin Alvarez Martinez (Matías Britos 78), David Terans. DT: Mario Saralegui.

Atlético Paranaense: Santos - Felipe Aguilar Mendoza, Khellven Douglas Silva Oliveira, José Ivaldo - Jaime Alvarado, Erick, Richard Coelho, Lucho González (cap) (Ravanelli 78), Fabinho P (Geuvânio 88), Nikão (Carlos 78) - Guilherme Bissoli Campos (Bruno Leite 68). DT: Eduardo Barros.

WILSTERMANN, A OCTAVOS

Con un agónico gol de Moises Villarroel, Jorge Wilstermann selló este martes en Santiago un partido sólido en defensa y eficaz en el ataque del equipo boliviano que venció 1-0 a Colo Colo para pasar a octavos de Copa Libertadores.

Embed

La idea parecía clara para los once jugadores del 'Aviador' y la ejecutaron a la perfección: aguantar como un muro la embestida de los locales, necesitados de ganar el partido para seguir vivos en el torneo, y esperar la ocasión para asestar un golpe mortal.

Y así aguantó hasta el final del partido, incluso estando arriba en el marcador, frente a un club albo desesperado por chocar sin pausa con un rocoso sistema defensivo que no permitió ni un error.

Sin salirse del libreto, ni siquiera cuando en el otro partido del grupo Peñarol uruguayo remontó 3-2 al brasileño Athletico Paranaense y el conjunto boliviano estaba fuera de la Copa con el empate de ese momento. Los pupilos de Cristian Díaz parecían saber que el gol llegaría y Villarroel hizo lo propio en una de las pocas veces que Wilstermann tocó área chilena.

- Robusto y sin fisuras -

Desde el primer minuto Colo Colo tomó el balón y prácticamente no lo soltó hasta que se se acabó el partido, pero poco hizo con el esférico al no poder sortear la tela de araña posicionada fuera del área del arco visitante.

El plan A de los bolivianos brilló con la consistencia de un centro del campo que anuló la creación del fútbol que habitualmente nace en las botas de Leonardo Valencia y Marcos Bolados para los albos, que al intentar ir por las bandas toparon constantemente con las dobles marcas ejercidas en las subidas de los laterales.

Todo el partido de Colo Colo fue un continuo lanzamiento de centros sin destinatarios, pese a llegar a estar en momentos del partido con cuatro hombres en el borde del área a la espera de un balón que siempre acababa despejado por la defensa o en las manos del arquero paraguayo Andrés Giménez.

- Intentó y no pudo -

Del lado opuesto quedó el conjunto local, que necesitaba ganar y esperar a que Peñarol no sumara puntos en Brasil. Todo le salió del revés, y sin un plan B a la vista topó sin cesar contra muro impuesto por los de Cochabamba.

La cita era la última bala para un equipo que desde principio de temporada está sumido en una crisis de fútbol que este martes volvió a demostrar en el estadio Monumental de Santiago de Chile, sin capacidad de cambiar de marcha y sin saber qué hacer con el balón.

La insistencia y la falta de precisión llevó al equipo a volcarse sobre el área visitante y en un contraataque entre tropiezos y rebotes quedaron noqueados con el gol de Wilstermann, que para mayor desgracia entró en la portería ante la cercana mirada de Brayan Cortés tras desviarse camino al arco.

Wilstermann estará en el próximo sorteo de octavos de final junto a Athletico Paranaense como representantes del grupo C, en el que Peñarol clasificó para la Copa Sudamericana y Colo Colo se despidió por este año de torneos internacionales.

Dejá tu comentario