AFP

Parlamentarios italianoa acusan a la seguridad egipcia por asesinato de estudiante

Los servicios de seguridad egipcios son responsables de las torturas y de la muerte del estudiante italiano Giulio Regeni en 2016 en El Cairo, según las conclusiones de una comisión parlamentaria italiana publicadas el miércoles.

Los servicios de seguridad egipcios son responsables de las torturas y de la muerte del estudiante italiano Giulio Regeni en 2016 en El Cairo, según las conclusiones de una comisión parlamentaria italiana publicadas el miércoles.

El informe final de la comisión especial sobre la muerte de Giulio Regeni fue publicado tras dos años de investigaciones, semanas después se suspendió el proceso en ausencia de cuatro policías egipcios acusados del homicidio.

El asesinato en enero de 2016 en Egipto de Regeni, de 28 años, que cursaba un doctorado en la Universidad de Cambridge, en Reino Unido y estaba realizando una investigación académica sobre los sindicatos egipcios, resultó un tema delicado tras desatar un movimiento de protesta e indignación en Italia y tensiones diplomáticas con Egipto.

Los cuatro egipcio, el general Tariq Sabir, y los oficiales Athal Kamel Mohamed Ibrahim, Uhsan Helmi y Magdi Ibrahim Abdelal Sharif, han sido acusados de secuestro, conspiración para asesinar y lesiones corporales graves.

"La responsabilidad del secuestro, la tortura y el asesinato de Giulio Regeni reposa directamente en el aparato de seguridad de la República árabe de Egipto, y en particular sobre miembros de la Seguridad nacional, así como la reconstruyó minuciosamente la investigación realizada por la fiscalía de Roma", según el informe.

El juicio se suspendió en su primer dia porque el tribunal había constatado la imposibilidad de procesarlos, pues en virtud de la ley los cuatro hombres debieron ser oficialmente informados del procedimiento en su contra.

El cadáver de Regeni fue hallado mutilado en febrero del 2016 al costado de una carretera cerca de El Cairo, varios días después de su desaparición,.

Una autopsia hecha en Italia reveló torturas, múltiples heridas y varios huesos rotos, lo que sugiere que había recibido golpes con "puños, palos y martillos".

Una letra "X" fue tallada en la piel de su frente y de la mano y todas las uñas fueron arrancadas, según revelaron medios italianos.

El crimen alimentó las críticas en Europa a Egipto por la violación sistemática de los derechos humanos bajo la presidencia de Abdel Fatah al Sisi.

ams/glr/ljm/clr/eg/mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario