Sociedad presencialidad | educación | GACH

Para el neuropediatra del GACH "efectos adversos del cierre educativo no son compensables"

Gabriel González explicó que los efectos dependen de la edad de los menores y del entorno. Los más perjudicados son los alumnos de educación inicial.

El neuropediatra del Grupo Asesor Científico Honorario (GACH) del gobierno, Gabriel González, expresó que la decisión de retornar de forma paulatina a la presencialidad en las escuelas se debe a que “los efectos adversos del cierre educativo no son compensables”.

“Los efectos aparecen a corto y a largo plazo y comprometen en la etapa adulta a la independencia de los niños”, manifestó. Estas razones son las que hacen que la comunidad educativa, en su totalidad, esté de acuerdo para avanzar en la “presencialidad en forma sostenible y segura”. Y agregó que para ello también es fundamental "reducir la movilidad comunitaria para que las escuelas puedan volver de forma segura".

El doctor del GACH explicó que los efectos adversos que presenten los niños debido a la falta de presencialidad son diversos y dependen de la edad de los menores y del entorno. Para González los más perjudicados son los más pequeños, principalmente porque están en pleno desarrollo. "Esa etapa de la educación inicial es prioritaria porque la virtualdiad no compensa los efectos de la presencialidad", agregó.

"Hay algunos niños que son de mayor riesgo como aquellos que ya tenían algún trastorno de aprendizaje", aseguró. "Lo que más que hay que observar son las conductas cotidianas del niño, porque esos pequeños elementos pueden ser indicadores que signifiquen una consulta con un profesional", concluyó.

Dejá tu comentario