Internacionales

Papa Francisco visitará Egipto en abril pese a los atentados en iglesias

El hecho de que los ataques hayan sido programados al comienzo de la Semana Santa y a tres semanas del viaje de Francisco genera preocupación.

El Vaticano confirmó oficialmente este lunes que el papa Francisco mantendrá su viaje a Egipto, previsto para finales de abril, a pesar de los atentados del domingo contra dos iglesias coptas que causaron la muerte de 44 personas.

"No hay dudas de que el Santo Padre mantendrá su programa de visitar Egipto" los días 28 y 29 de abril próximos, afirmó monseñor Angelo Becciu, número tres del Vaticano, en una entrevista al diario italiano Corriere della Sera.

"Lo que acaba de ocurrir ha causado mucho desorden y sufrimiento, pero ello no puede impedir la misión de paz del papa", explicó.

Bajo el lema "El papa de la paz en el Egipto de la paz", el pontífice argentino programó un delicado viaje de dos días para defender el diálogo entre las religiones y al mismo tiempo rendir homenaje a los cristianos coptos, víctimas de numerosos atentados en ese país.

Los atentados son "un ataque al diálogo, a la paz", reconoció Becciu, una suerte de ministro del Interior del Vaticano, quien acompañará al papa a Egipto.

El religioso considera también que los atentados son "un mensaje indirecto al gobierno de ese país y contra la minoría cristiana, que ha obtenido en los últimos tiempos más libertades", estimó.

"Egipto nos ha garantizado que todo saldrá bien, viajamos tranquilos", añadió.

Por motivos de seguridad, en el programa del papa en Egipto durante los dos días no se específica el lugar de las reuniones, aunque sí se sabe que se encontrará con el presidente Abdel Fattah al Sisi, con el gran imán de la mezquita Al Azhar, Ahmed el Tayeb, y con el 'papa' de los cristianos coptos, Teodoro II.

Francisco, que siempre se ha manifestado a favor del diálogo con las otras religiones, se niega a asociar el islam con "el terrorismo", recordó Becciu, quien fue por años nuncio en África.

Cerca del 10% de los 92 millones de egipcios pertenecen a la comunidad copta, en un país en el que los musulmanes sunitas representan la inmensa mayoría.

Los dos atentados del domingo fueron reivindicados por el grupo yihadista Estado Islámico (EI), y son considerados entre los más sangrientos ataques de los últimos años contra la minoría cristiana de este país.

El hecho de que los ataques hayan sido programados al comienzo de la Semana Santa y a tres semanas del viaje de Francisco genera preocupación, por lo que las medidas de seguridad han sido reforzadas.

Inmediatamente después de conocer la noticia, el sumo pontífice pidió "que el Señor convierta los corazones de los hombres que siembran terror, violencia y muerte; que convierta también el corazón de aquellos que fabrican y trafican con armas", al mencionar también a las empresas fabricantes de armas, en general de los países desarrollados, que fomentan las guerras en numerosos países.

ISIS ACORRALADO EN SIRIA, APUNTA A LOS CRISTIANOS DE EGIPTO. Cada vez más arrinconados en Siria e Irak, los yihadistas del grupo Estado Islámico (EI) han intensificado su acción violenta con dos atentados mortales contra sendas iglesias coptas en Egipto, estiman los expertos.

La rama egipcia del grupo EI, que reivindicó los ataques contra dos iglesias en el norte de Egipto el domingo, en Alejandría y en Tanta, era hasta ahora muy activa en el norte del Sinaí, donde ha matado a cientos de policías y soldados.

Pero, a pesar de algunos atentados de peso perpetrados en esta región colindante con Israel y la franja de Gaza, el grupo nunca ha conseguido apoderarse de ninguna urbe. Al contrario de lo que ha podido hacer en Irak y Siria, donde proclamó un "califato" en 2014.

Si bien la organización ya había atacado a los coptos en el pasado, su campaña contra la minoría cristiana empezó a ganar intensidad en diciembre, con un atentado suicida en una iglesia de El Cairo que dejó 29 muertos.

CAMBIO DE TÁCTICA. ¿La razón? "El EI está presionado en Irak y en Siria, así que lleva a cabo ataques espectaculares en otras partes: es un intento de retomar el control de su imagen, reforzar la moral de las tropas y conseguir nuevos reclutas", considera Jantzen Garnett, experto de Navanti Group Analytics.

En Irak y en Siria, los yihadistas acumulan derrotas. Están a punto de perder Mosul, segunda ciudad de Irak.

Mientras que en Egipto, en enero y febrero, siete coptos fueron abatidos en el norte del Sinaí, lo que llevó a decenas de familias cristianas a huir de la zona.

"Los ataques por motivos religiosos [del EI] muestran que la organización sigue estando en fase 'de expansión' a pesar de los reveses en el campo de batalla, y animan a quienes son ideológicamente próximos a ellos a apoyar al grupo", confirma Zack Gold, un experto del Rafik Hariri Center for the Middle East.

En un video de propaganda difundido en febrero, el grupo prometía aumentar los ataques contra los cristianos de Egipto, a los que tildaba de "politeístas".

"Desde el atentado de diciembre, el EI y sus seguidores de Internet le han introducido a los yihadistas egipcios los conceptos sectarios más radicales", apunta Mojtar Awada, investigador del programa sobre extremismo de la universidad George Washington en Estados Unidos.

Reivindicando los atentados de Tanta y Alejandría que dejaron al menos 44 muertos, el grupo EI afirmó que estos ataques contra los "cruzados" habían sido realizados por dos kamikazes egipcios.

Dejá tu comentario