PRÓXIMO VIVO 17:55HS
RECIBÍ EL NEWSLETTER
LA PALOMA, ROCHA

Once años de cárcel para la pareja que prendió fuego su casa y mató a un niño de 4 años

La pareja discutió y prendió fuego la casa. El niño no pudo salir y murió asfixiado. Le habían dado pastillas para dormir.

13 de agosto de 2021, 16:13hs

Un Tribunal de Apelaciones resolvió este jueves 12 de agosto revocar la sentencia de primera instancia por la que un hombre y una mujer - que vivían en pareja en La Paloma, Rocha- habían sido condenados a mediados de 2020 a 10 meses de prisión por incumplir los deberes inherentes a la patria potestad. En el mismo fallo, el Tribunal de Apelaciones condenó a la pareja a 11 años de cárcel por un delito de incendio y un delito de homicidio.

La sentencia refiere a lo ocurrido el 11 de mayo de 2019 en una vivienda del barrio Parque de La Paloma, cuando la pareja discutió y prendió fuego la casa, resultando fallecido un niño de cuatro años, hijo de la mujer.

El fallo de primera instancia no había considerado ni el delito de incendio ni el de homicidio. El Tribunal de Apelaciones revocó ese fallo y condenó a la pareja por estos dos delitos, en calidad de coautores.

También desestimó la acusación que pesaba sobre el hombre por presuntos delitos de abuso sexual. El Tribunal entendió que no fueron probados.

LOS HECHOS

El sábado 11 de mayo de 2019, Yessica Susana Rocha Núñez (con antecedentes penales y penas de prisión cumplidas) discutió con su pareja, un hombre de iniciales C.F.P.P. Durante la discusión, ambos rocían el piso de la cocina y el comedor con nafta que tenían guardada en bidones, y que utilizaban en una moto. Luego, con un encendedor, prenden fuego la vivienda y salen de ella.

Adentro de la casa estaban tres hijos de Rocha (dos niñas de 6 y 7 años, y un niño de 4), y el hijo adolescente de su pareja, de iniciales Y.P.

La niña de 7 años logra salir de la casa por una puerta trasera, y ayuda a su hermana de 6 a escapar por una ventana. El adolescente logra salir por la ventana de su cuarto, mientras que el pequeño de 4 años volvió para buscar un champión y no pudo salir. Falleció por asfixia al inhalar el humo tóxico del incendio.

Una vez que llegó la Policía a la vivienda se llevó detenida a la mujer, mientras que el hombre fue trasladado a un centro de salud por haber sufrido varias quemaduras de entidad.

La pericia forense realizada al niño revela que tenía en su organismo restos de un medicamento para dormir.

“Ambos médicos refirieron que llamativamente se encontró en el cuerpo del niño fallecido Floridaxezpan, que es un medicamento que no es usado en niños y que está destinado para combatir el insomnio, se usa para dormir, o en procedimientos quirúrgicos específicos, y más o menos dura hasta 28 o 36 horas la máxima concentración en sangre. Reduce los reflejos sensoriales, o sea la capacidad que uno tiene para reaccionar ante un estímulo. Es un medicamento controlado. No se pudo cuantificar lo consumido”, dice el el fallo del Tribunal de Apelaciones, al que accedió Subrayado.

ACUSACIONES CRUZADAS

En la sentencia del Tribunal de Apelaciones se da cuenta del cruce de acusaciones entre la mujer y el hombre en cuanto a la responsabilidad del incendio y posterior muerte del niño de 4 años.

Yessica Rocha dice que fue su pareja quien tiró la nafta dentro de la casa y provocó el fuego con un encendedor azul. Lo hizo, dice, como corolario de un sin fin de agresiones, insultos y malos tratos hacia ella y sus tres hijos. Dijo también que fue como respuesta a su decisión de abandonarlo e irse con sus hijos a otro sitio.

El hombre, en cambo, dijo en audiencia judicial que fue ella quien roció la nafta dentro de la casa y la prendió fuego. Dijo que esa fue su reacción cuando él le comunicó que ya no quería vivir con ella y que se iba para Maldonado con su hijo adolescente. El testimonio del hijo del hombre coincide con esta versión.

A su vez, las hijas de la mujer (de 6 y 7 años) señalan que ambos adultos abrieron y tiraron la nafta dentro de la casa en medio de una fuerte discusión, y que el hombre (a quien llamaban “papá”) usó un encendedor para iniciar el fuego.

Según el relato del hombre, supuestamente las niñas le dijeron que querían irse con él a Maldonado.

La mujer, en cambio, dijo que sus tres hijos ya no soportaban vivir allí y que querían irse con su madre a otra casa.

ABUSO SEXUAL

Según la mujer, cuando el sábado 19 de mayo de 2019 decidió abandonar a su pareja (tras dos años y medio de relación), sus hijas le contaron que venían siendo abusadas sexualmente por el hombre y su hijo adolescente.

El fallo del Tribunal de Apelaciones da cuenta de los informes que presentaron dos profesionales de la Unidad de Víctimas y Testigos de Fiscalía, que consideran “creíbles” y “fiables” los relatos que hicieron las niñas sobre los abusos, manoseos y hasta violación.

La defensa del hombre advierte que los abusos no fueron probados, y que la denuncia surgió meses después del incendio, cuando las niñas vivían con su abuelo materno, quien tenía – dice la defensa – una mala relación con el hombre acusado.

Dice, además, que el hombre señaló a su hijo adolescente como el autor de los abusos.

También señalan que no hay lesiones físicas en las niñas del presunto abuso.

Sin embargo, las pericias aportadas por las profesionales que entrevistaron a las niñas dan cuenta de lesiones compatibles con violación y abuso.

En definitiva, el Tribunal de Apelaciones entendió que no está probado el abuso ni la violación, y por eso desestimó la acusación que pesaba sobre el hombre. Sobre el adolescente no había acusación.

Dejá tu comentario