InternacionalesArgentina | Kirchnerismo | corrupción

Ocho cuadernos que pueden mandar a prisión a la plana mayor del kichnerismo

Las anotaciones del chofer de un funcionario de alto rango del Ministerio de Planificación acaba de descorrer el velo de cómo se ejecutaban las coimas.

En Argentina hay doce detenidos vinculados al kirchnerismo y se indaga a 26 personas más por una red de corrupción que sale a luz a partir del hallazgo de ocho cuadernos que representan el GPS de la corrupción en el período de 12 años liderados por Néstor y Cristina Kirchner.

En esos cuadernos que hay apodos, reuniones, fechas y horarios, contactos, sumas de dinero, patentes de vehículos, nombres de choferes autorizados, y direcciones donde se entregaban las coimas de obras públicas

El hilo comienza con la detención de Roberto Baratta -el segundo del ministro de Planificación Julio de Vido- y terminará con el interrogatorio a la expresidenta Cristina, que está citada a la justicia el 13 de agosto. De Vido deberá concurrir el 10 de agosto.

Resulta conmovedora la lista de implicados. Están detenidos los empresarios Gerardo Ferreyra (Electroingeniería y Javier Sánchez Caballero (IECSA), entre otros.

Tienen pedido de detención Carlos Wagner (Esuco) que negociaba su entrega, Juan Carlos Goycochea (ex Isolux), Francisco Valenti (Pescarmona) y Oscar Thomas (ente binacional de Yacyretá).

Rudy Ulloa Igor -protegido de Néstor K-, el ex juez Norberto Oyarbide, Oscar Parrilli y Juan Manuel Abal Medina, se encuentran “nombrados en los cuadernos, algunos de forma constante”, señala el informe.

El periodista Diego Cabot de La Nación entregó al fiscal Carlos Stornelli la bitácora de coimas: una planilla excel con el entrecruzamiento de datos y la copia de los ocho cuadernos con espirales, al menor estilo del que usan en los liceos.

¿A quién pertenece este material? El juez Bonadio mandó detener a Oscar Centeno, el chofer de Baratta.

Resultó fundamental el testimonio de H.H., la exmujer de jerarca kirchnerista, que apuntó hacia Centeno y Baratta. Ambos eran los encargados de trasladar esos bolsos de dinero.

En la lista aparecen con lujo de detalles los encuentros y las transacciones. Uno de los empresarios detenido se reunió 12 veces con funcionarios K.

VIDEO K

A pesar del paso del tiempo, la verdad no huyó en este caso. Centeno le había entregado a un amigo los cuadernos para que los guardara. No iba a deshacerse de ellos. Si algún día lo agarraban los iba a precisar.

Pero el amigo de Centeno hizo copia de los cuadernos antes de que se los pidiera de regreso.

Esa persona corroboró la autoría de la letra de Centeno.

Se trata de cientos de páginas cuya información fue entrecruzada. Los investigadores siguen de cerca ese timeline: el chofer anotó información durante cinco años seguidos y luego volvió tras una interrupción de tres años.

En una suma directa de los número suman 53 millones de dólares. Pero otros movimientos de fondos sin consignar que se están investigando revelan que la red pudo haber contabilizado más de 160 millones de dólares.

Básicamente se trata de empresarios de la construcción y del sector energético, beneficiados con importantes contratos durante el kirchnerismo.

Incluso algunas corporaciones continuaron con obras con la gestión de Mauricio Macri.

QUIÉN ES BARATTA

baatta-y-de-vido.jpg
En sus días de gobernante junto a Julio De Vido. En poco tiempo pasó de ser taxista a experto en políticas energéticas.
En sus días de gobernante junto a Julio De Vido. En poco tiempo pasó de ser taxista a experto en políticas energéticas.

Es la segunda vez que es arrestado desde que terminó su gestión. En octubre de 2017, fue detenido junto al exministro de Planificación por la compra de barcos de gas licuado y liberado en marzo de este año.

En 2003, manejaba un taxi y vendía quiniela. Fue en aquel momento cuando un día entró a un bar de Barrio Norte, como tantas veces, y se encontró con Néstor Kirchner, entonces un candidato a la presidencia sin mucho peso político en Buenos Aires.

Baratta se le apersonó y le pidió trabajo.

Kirchner le dijo que hablara con Julio de Vido. Así empezó todo. Pocos años después estaba decidiendo la política energética de Argentina.

Dejá tu comentario