Nacional

Nuevo decreto establecerá que Uber, Cabify e Easy deberán pagar IVA e IRAE

Las nuevas exigencias del Estado buscan equiparar a estas empresas con el taxi, e impactarán en la rentabilidad del negocio.

Las aplicaciones de transporte como Cabify y Uber pagarán Impuesto a la Renta (IRAE) e IVA para equipararse con los taxis, informa El Observador.

El Ministerio de Economía emitirá un decreto que contemplará el régimen fiscal para las compañías y los choferes asociados. Éstos últimos tributarán como pequeña empresa.

En este punto están de acuerdo Cabify e Easy. No asi Uber, que pedía para sus choferes un régimen de monotributista, más barato, pero sin contraprestaciones.

El gobierno ya resolvió que funcionarán como Pymes.

El costo mensual para los conductores será inferior a los 8.000 pesos. El régimen tendrá cobertura de salud y seguridad social.

El subsecretario de Economía, Pablo Ferreri, cree que la mayoría tributará menos de 8.000 pesos porque tiene otra actividad dependiente o ya cuenta con una empresa.

Desde el 1° se exigirá libreta profesional para todos los choferes que trabajen con estas compañías.

La Intendencia de Montevideo se propone fijar además un criterio para los autos que presten servicio a la ciudadanía. Uno de los items es que los coches no podrá tener más de 6 años de antigüedad.

Se está analizando actualmente el mercado automotor antes de redactar una reglamentación, dijo Pablo Inthamousu, director de Movilidad Urbana.

Las aplicaciones de transporte deberán registrarse ante la Intendencia como forma de reconocer el decreto votado por la Junta Departamental que establece las reglas de juego para el servicio.

Según Ramón Méndez, coordinador de gabinete de la comuna, hasta ahora ha habido fuerte conflicto entre Cabify e Easy con Uber, por su notoria actitud de mantenerse al margen de las normas regulatorias.

Uber anunció que este jueves se presentará a la incripción.

Según El Observador, los choferes reunidos en la Asociación de Conductores de Aplicaciones del Uruguay (ACUA), "hay un gran malestar con Ubder", dijo Sebastián Sanguinetti, titular de la gremial.

Sanguinetti dijo que aún no se sabe qué actitud tomará la empresa para exigenciales tales como seguro para todos los coches o la necesidad de que todos los choferes cuenten con libreta profesional.

La gran incertidumbre, en todo caso, será ver si la rentabilidad del negocio seguirá siendo atractivo para los socios-choferes una vez que se fijen los impuestos y estos afcten las tarifas.

Dejá tu comentario