Policialesfemicidio | Miriam Sosa

Mujer asesinada por su ex pareja reclamaba protección y el miércoles amplió la denuncia

El asesino tenía prohibido acercarse, violó la restricción y le fijaron audiencia para fines de setiembre.

Miriam Sosa había reclamado varias veces protección a la Policía y según contó en varios mensajes de audio que le envió a un amigo, lo único que le decían era que debía presentarse en una comisaría para ampliar la denuncia contra su ex pareja.

“Él ya rompió todas las medidas cautelares y ustedes lo único que hacen es decirme que me presente en la comisaría”, dijo Miriam en uno de los audios a los que accedió Subrayado.

La mujer había sido operada de la columna hace un mes y tenía dificultades para trasladarse, por lo que le pedía a la Policía que tomaran medidas para impedir que su ex pareja siguiera acercándose a su casa, aún teniendo una orden judicial que se lo prohibía.

“El tipo sigue molestándome y no le dicen nada, me molestan a mi que estoy operada”, dijo en un mensaje enviado a su amigo.

“Tengo que andar yo de detective, sacando fotos del momento en que lo vi y todo”, protestaba.

Miriam también contó que una vez la Policía le pidió que hiciera de carnada para atrapar al hombre cuando fuera a su casa.

“La policía me manda a que yo lo incentive a que venga y cuando él esté en la puerta que llame al 911 y se lo llevan detenido, y no me presté a eso”, dice en uno de los mensajes enviados a un amigo.

El lunes 12 hubo una audiencia en el juzgado de Familia Especializado a cargo de Rosario Díaz, y el miércoles 14 de agosto Miriam amplió la denuncia contra su ex marido, pero le fijaron audiencia para el 24 de setiembre.

Femicidio-Capra-Miriam-Sosa.jpg

En la pasada madrugada (este jueves 15) su ex pareja fue hasta la casa de Miriam, desconectó la electricidad y cuando ella salió a ver si había saltado la llave térmica la apuñaló en el cuello.

Con el femicidio ya consumado, el asesino entró a la casa y mató al amigo que se quedaba con ella para cuidarla.

Luego se fue a su casa y se ahorcó. En su ropa encontraron rastros de sangre, y en el patio una nota donde confiesa el doble crimen.

Dejá tu comentario