Nacional

Mortalidad infantil pasó de 20,2 a 8,8 en 20 años

Así lo indican las cifras del Ministerio de Salud Pública, que hace una lectura positiva de los datos. El mayor riesgo va del nacimiento hasta los 28 días de vida.

 

El año pasado en Uruguay hubo 48.645 nacimientos. El Ministerio de Salud Pública registró 429 fallecidos, siendo el período neonatal, es decir desde el nacimiento hasta los 28 días de vida, el de mayor riesgo.

“Registramos que la mortalidad infantil viene en descenso. Basta mirar el indicador en una perspectiva de los últimos años: en 1993 había una mortalidad de 20,2; en 2002 una de 14 por cada mil nacidos vivos y hoy de 8,8”, dijo Gustavo Giachetto, director de Salud de la Niñez.

En base a esos datos, el jerarca señaló que se puede afirmar que “la mortalidad infantil está en una franca tendencia al descenso, más allá de oscilaciones interanuales que pueden suceder por distintos eventos”.

Giachetto aclaró que por mortalidad infantil se habla de los fallecimientos de niños y niñas menores de un año sobre el total de nacidos vivos. Agregó que ese indicador tiene dos componentes: el neonatal, vinculado a las muertes que ocurren en los primeros 28 días de vida, y el postneonatal, que ocurre entre los 28 días de vida y el año.

La dificultad de reducir la cifra cuando se está por debajo de los dos dígitos es cada vez mayor, porque las causas son como las de cualquier país que entra en una franja de desarrollo. “Son las malformaciones congénitas y las causas vinculadas a la prematurez. Y esa es la mortalidad más dura, la más difícil de resolver”, explicó Giachetto.

Si bien los controles a las embarazadas y recién nacidos han aumentado y las posibilidades de vida al nacer también, hay datos de los sectores más vulnerables que son difíciles de revertir.

En los últimos tres años la mortalidad infantil osciló entre 7 y 9 cada 1.000 nacidos vivos y la lectura del MSP sobre estos datos es positiva.

Foto: archivo

Dejá tu comentario