AFP

Miles de afganos llegan a la frontera con Irán

El número de afganos que intentan cruzar a Irán aumentó desde que los talibanes llegaron al poder hace dos meses, pero la mayoría son rechazados, a veces con violencia, indicaron varios testigos.

El número de afganos que intentan cruzar a Irán aumentó desde que los talibanes llegaron al poder hace dos meses, pero la mayoría son rechazados, a veces con violencia, indicaron varios testigos.

Antes del cambio de régimen del pasado 15 de agosto, entre 1.000 y 2.000 personas pasaban cada mes a Irán a través del puesto fronterizo de Zaranj, en la provincia de Nimruz, en el suroeste de Afganistán. Ahora son entre 3.000 y 4.000 las personas que acuden diariamente al puesto fronterizo, declaró a la AFP su comandante, Mohamed Hashem, pero no tienen ninguna posibilidad de pasar por falta de papeles en regla, explicó.

Decenas de miles de personas intentan huir de Afganistán, paralizado económicamente desde el cambio de régimen y al borde de una grave crisis humanitaria, con una tercera parte de la población amenazada de hambruna, según las Naciones Unidas.

Las autoridades iraníes sólo permiten la entrada de afganos con permiso de residencia o visado para Irán, o en caso de emergencia médica. Esto representa entre 500 y 600 entradas diarias, según el dirigente talibán.

Se han multiplicado los intentos de pasar irregularmente y, con ellos, los primeros testimonios de devolución con violencia, malos tratos o robos por parte de las fuerzas de seguridad iraníes.

En el lado afgano de la frontera, Hayatulah, con barba gris y tocado con el turbante tradicional, mostró su mano herida envuelta en un vendaje, ya ensangrentado. "Los soldados iraníes tomaron nuestro dinero y nos golpearon las manos", contó a la AFP.

Mohamad Nasim, que intentó una noche escalar tres veces el muro que separa ambos países, fue blanco de disparos por parte de los guardias fronterizos iraníes. Dos personas murieron y una era un amigo suyo, dijo.

Su posterior tentativa se saldó con una "detención" y una "paliza" por parte de soldados iraníes, decididos a dar ejemplo e impedir toda entrada clandestina.

Según contó, Nasim intentó justificarse ante los soldados iraníes, y les dijo: "Si ustedes se encontraran en la pobreza, el hambre y la miseria que vive nuestra nación, también intentarían cruzar al otro lado".

Si se agravara la crisis humanitaria, la oficina del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) advirtió que habría que prepararse para una afluencia repentina de hasta medio millón de afganos a los países vecinos de aquí a finales del año.

bur-nl/dar/thm/mab/jvb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario