Meretrices gastaban mucho dinero en comercios de la zona, asegura kiosquero

En su local compraban preservativos y tarjetas de teléfono. Video con nuevas imágenes de cámaras de seguridad.

Los vecinos del apartamento donde funcionaba el prostíbulo clandestino señalan que la última vez que vieron a las trabajadoras sexuales fue el jueves.

Mientras tanto, los comerciantes de la zona dicen que gastaban mucho dinero en los locales. “Eran buenas clientas del kiosko como de la peluquería y un lugar de belleza femenina” dijo a Subrayado el dueño de un kiosko al que habitualmente iban las meretrices.

Lo que más le compraban era preservativos y recargas telefónicas. Gastaban unos 40 o 50 preservativos por día.

Señaló que en el prostíbulo había gran rotación de las chicas. "En el año o año y medio que sé que estuvieron acá, habré visto 15 o 20 chicas".

Reconoció que a los vecinos del edificio lo que más le molestaba era el tránsito de gente desconocida y añadió que el nivel de clientes que iba era bueno. “Yo veía siempre autos buenos y camionetas buenas".

Además dijo que "las chicas eran de un nivel excelente" comparadas con las prostitutas extranjeras que hay en esa zona de Montevideo. "Estaban operadas, parecían las chiquilinas que se ven en la televisión bailando".

"En verano se iban a Punta del Este y yo me daba cuenta porque eran $ 3.000 o $ 4.000 menos" de ingresos en el kiosko.

Dejá tu comentario