Nacional

Menores que cometan delitos graves estarán separados de otros

El presidente del Sistema Penal Adolescente advirtió que Hogar Ser será reparado, Estado entregó locales y se construye un centro para 110 internos

 

El presidente del directorio del Sistema de Responsabilidad Penal Adolescente (SIRPA), Rúben Villaverde, dijo a Subrayado que el aumento de la pena mínima "debería tener algún efecto" en los menores de 18 años dispuestos a delinquir.

A decir del fiscal de menores, Gustavo Zubía, para los adolescentes "es buen negocio" delinquir porque saben que si son procesados e internados, en pocos meses recobran la libertad.

Para Villaverde, el cambio en la pena mínima puede ser una "señal positiva", aunque también reconoce que puede llevar a tener más adolescentes delincuentes internados, y por más tiempo.

El jerarca dijo que se deberá sopesar ambos efectos para saber en definitiva si el saldo es positivo.

Por lo pronto, las autoridades del SIRPA entienden que deberán contratar más personal para atender una mayor demanda y, sobre todo, especializada. Esto porque el proyecto de ley del gobierno establece que los adolescentes de 15, 16 y 17 años que cometan delitos considerados gravísimos, deberán ser recluidos en lugares especiales, separados de los demás menores infractores.

Lo mismo se establece para los mayores de 18 años que fueron procesados siendo menores. Esto deberán cumplir su pena en establecimientos del SIRPA, pero separados del resto de los menores, de los que cometieron delitos gravísimos, graves y leves.

Los mayores de 18 años deben ser atendidos por funcionarios especializados. No son los mismos que trabajan con los menores de edad.

Villaverde dijo a Subrayado que si bien esto representa un problema, tiene solución. Para los mayores de 18 años de edad aseguró que el Poder Ejecutivo ya le ofreció un nuevo local. Al día de hoy son entre 90 y 100 los mayores de 18 años que cumplen su pena en locales del SIRPA.

Los adolescentes que cometen delitos gravísimos serán destinados al nuevo local que se construirá en breve con capacidad para 110 plazas. Ese nuevo establecimiento tendrá un hogar de diagnóstico y dos de máxima seguridad, cada uno con 30 plazas.

Además será reparado el hogar Ser de la Colonia Berro, el de máxima seguridad actualmente. Para ello, contó Villaverde, se está trabajando en un acuerdo con Brasil para la instalación de módulos prefabricados de rápida instalación, como los que tienen centro de reclusión en aquel país.

El SIRPA también prevé la apertura de tres centros en el interior del país para menores que comentan delitos leves. Uno estará en el litoral, otro en el Norte del país y el tercero en el Este.

A este jueves hay 410 internados en locales del SIRPA (IANU), de ellos cerca de 100 son mayores de edad. Además, en Montevideo hay 140 menores están con medidas socio educativas, sin privación de libertad, y una cifra similar en el interior.

Dejá tu comentario