DeportesCopa Libertadores | Estadio Santiago Bernabeu | Boca Juniors | River Plate argentino

Más de 4.000 agentes de seguridad para el superclásico por la Libertadores a jugarse en Madrid

Ante la polémica por el costo, el gobierno de la ciudad señala que se espera recaudar solo por el partido 42 millones de euros.

Madrid recibe a la superfinal de la copa Libertadores River-Boca con 4.000 agentes de seguridad como parte del dispositivo dentro y fuera del estadio Santiago Bernabeu, informó el delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Rodríguez Uribes.

Habrá 2.054 policías nacionales, la mitad llegados de fuera de Madrid, 150 policías municipales centrados en la movilidad, 1.700 vigilantes de seguridad privada y el resto efectivos de Samur y Cruz Roja (emergencias sanitarias) y Protección Civil, según ha explicado el delegado.

Se establecerá un Centro de Coordinación Permanente (CECOR) en la Jefatura Superior de la Policía y otro en el estadio madridista.

También se ha dispuesto como se desarrollarán los festejos.

Los lugares de celebración serán la Puerta del Sol o la plaza de Colón, dependiendo de quién gane: en el primer caso si triunfa River y en el segundo si lo hace Boca.

En España se preguntan si serán sus ciudadanos los que habrá de pagar esa seguridad.

El delegado del gobierno explicó que el partido generará muy buenos ingresos.

El acontecimiento espera recaudar unos 42 millones de euros y otros 50 millones de euros obtenidos a través de "marca España" y la "marca Madrid".

"Que se celebre en España es también un éxito económico", dijo Rodríguez Uribes.

Aseguró que el coste de anteriores dispositivos para partidos declarados de máximo riesgo como este ha ascendido a 650.000 euros solo en lo que a la Policía Nacional se refiere.

Lo que sí ha indicado es que el Real Madrid, propietario del estadio, se hará cargo de los servicios de 1.700 efectivos de la seguridad privada.

Por lo demás, Rodríguez Uribes señaló que será después de la celebración cuando podrá hacerse una estimación de gastos e ingresos por el evento.

El funcionario admitió que que está sobre la mesa el debate de quién debe pagar los despliegues de los partidos, una "reflexión antigua".

Las conversaciones con la Conmebol prosiguen y aún no se sabe qué va a aportar el organismo sudamericano de fútbol.

DEPORTADOS

La coordinación de los servicios de seguridad de Argentina y España está funcionando a pleno: en la víspera se deportó a Maximiliano Mazzaro, uno de los líderes de la hinchada de Boca.

Está libre pese a haber sido detenido en 2013 tras estar prófugo 148 días por el homicidio de una persona ligada a Mauro Martin, otro de los líderes de "la 12", como se le llama a la hinchada xeneixe.

Mazzaro sostiene que está alejado de las actividades de la barrabrava, pero se sabe que está enfrentado a Martín a Rafael di Zeo.

Precisamente Di Zeo quería viajar a España en estas horas, pero se señala en medios argentinos que desistió de la idea tras obtener un permiso.

Las autoridades argentinas señalan que puede salir del país, pero puede no cumplir las normas de extranjería en el país de destino.

Dejá tu comentario