PolíticaGuido Manini Ríos | Tabaré Vázquez | Fuerzas Armadas

Manini Ríos atribuyó el cese a "falsedades de burócratas incapaces, enceguecidos en su soberbia"

El excomandante pidió calma a los militares en año de elecciones y confirmó que actuaría en política por los "militares y los más frágiles"

El excomandante en jefe del Ejército Guido Manini Ríos atribuyó el cese y su mala relación con el gobierno a "falsedades de burócratas incapaces, enceguecidos en su soberbia y atrapados en sus prejuicios ideológicos".

En una alocución subida a Youtube en la cuenta oficial el EJército Nacional, Manini Ríos fue durísimo con el gobierno y dijo que hay quienes "lucran con la confrontacion. convertidos en peones bien pagos de los centros de poder mundial".

Embed

El militar cesado por Tabaré Vázquez dijo que hay personas siempre dispuestas ejecutar un perverso libreto" que busca "la destrucción de nuestras instituciones" para "dejar a los uruguayos en el mas absoluto de estado de indefensión".

Más tarde incluyó un saludo en Twitter donde se despide de los integrantes del Ejército:

Embed

Manini grabó el mensaje poco después de salir de la residencia presidencial de Suárez con un claro sentido polìtico.

De hecho confirmó que no descarta ingresar al proselitismo. para luchar por los militares y "los más frágiles".

"Si en el futuro yo entendiera que la trinchera política es la única que permite lograr para la institución militar y para los mas frágiles de nuestra sociedad la justicia que no he podido conseguir en otras puestos de lucha, no renunciaré a recorrer todos los caminos posibles y necesarios", afirmó.

El comandante aludió al malestar que ha generado en las Fuerzas Armadas la ley orgánica de las Fuerzas Armadas, la norma que establece la solución para el desfinanciamiento de la Caja Militar y el reciente procesamiento de militares en la justicia.

Sobre la ley orgánica, Manini dijo que afectará "la disciplina" y "la carrera" militar en general. Lamentó además que el gobierno no autorizara a los comandantes de las tres fuerzas a presentarse en el Parlamento para expresar sus discrepancias.

Sobre la ley aprobada para la Caja Militar, señaló que afectará a "las franjas más bajas" de las Fuerzas Armadas.

Además de estas dos quejas presentadas al presidente Vázquez, el exjerarca señaló como punto álgido de su cese las críticas expresadas en un escrito sobre los últimos procesamientos de militares por casos de derechos humanos.

En ese sentido, Manini relató el caso del reciente envío a prisión de un sargento de 72 años por un hecho "supuestamente ocurrido 40 años antes".

"Lo enviaron a prisión por un delito que es excarcelable", anotó.

En el documento entregado al presidente, dijo, se presentó una docena de casos "en los que queda demostrado de forma incontrastable que la justicia actuó sin pruebas y sin respetar los más elementales principios del Derecho".

"Nuestro escrito da cuenta sobre la actuación de la justicia hacia los militares en los últimos años, sin poder justificar nunca situaciones que pudieron ser deshonrosas para nuestra institución", agregó.

Manini contó qué pasó en la reunión con Vázquez y su interpretación de la destitución.

"Le exprese mi malestar", aseguró. "Pero seguramente existen también otras razones para tomar la decisión. Hay que buscarlas en el creciente deterioro de la relación que he tenido con el mando superior de las Fuerzas Armadas".

Sobre ese punto, calificó de "inédita" el arresto a rigor al que fue sometido en setiembre de 2018. Entonces, el militar había criticado a jerarcas del gobierno -el ministro Murro, entre otros- por la reforma de la Caja Militar. Dijo que estaban "mal informados".

Ya existía malestar con él desde el mes de junio porque desde la cuenta de Twitter del Ejército había recordado el asesinato del coronel Artigas Álvarez -hermano del dictador Gregorio Álvarez- ocurrido en 1972 a manos de un comando guerrillero.

No obstante, Manini intentó suavizar la interna militar y dijo que en este "año tan especial" los militares deben permanecer en respeto a la ley y la Constitución.

Por otra parte, se mostró decepcionado por la poca receptividad del sistema político en la búsqueda de la integración entre civiles y militares.

Manini aludió así al nulo entusiasmo que recibió por parte del gobierno a su propuesta de utilizar los cuarteles del Ejército para impartir cursos a jóvenes que no estudian ni trabajan. El proyecto no contó con el respaldo institucional del gobierno ni de las autoridades de la educación.

Dejá tu comentario