CABILDO ABIERTO

Manini Ríos apostó por campaña con debate de ideas en educación, salud, vivienda, deuda y drogas

El líder de Cabildo Abierto llamó a la reflexión por el bajo porcentaje histórico de las internas. "No es una buena señal para la calidad de la democracia en el Uruguay", aseguró.

El candidato presidencial de Cabildo Abierto, Guido Manini Ríos, analizó este domingo el transcurso de la jornada electoral con total normalidad y tranquilidad en todo el país. Manini Ríos indicó que su partido promovió la competencia en cada departamento, pero que no había una pugna a nivel de la candidatura presidencial.

"Esta es una elección en la que Cabildo no ha hecho inversión en publicidad, en propaganda, no ha hecho gastos", afirmó. Manini Ríos sostuvo que lo que se define en esta elección es la relación de cada una de las agrupaciones en la interna partidaria.

"Lo importante para nosotros es establecer la organización necesaria de cara a esta carrera que empieza hoy hacia el 27 de octubre", aseguró. El líder de Cabildo Abierto abogó por un debate de ideas sobre los temas que realmente afectan a la población. Mencionó la educación, la salud y la vivienda, a lo que sumó "temas importantísimos" como la deuda, las políticas contra las drogas y el apoyo a la clase media uruguaya, "la gran castigada por las políticas que se han implementado en los últimos años".

Además, se refirió a la defensa de la familia y la vida "desde la concepción hasta la muerte natural". "Creo que Cabildo Abierto ha sido en cierta forma referente en todos estos temas, los ha planteado". "Esperemos que esto que se inicia esta noche con un candidato por partido definido sea el inicio de un debate de ideas en torno a estos temas que son los que realmente le pueden cambiar la calidad de vida a los uruguayos", apostó.

Manini Ríos llamó a la reflexión por el bajo porcentaje histórico de las internas. "Nos tiene que llamar a la reflexión que estemos en la elección más baja porcentualmente en internas desde que se implementó el sistema", afirmó. "Hay un desencanto con la política", sostuvo. "No es una buena señal para la calidad de la democracia en el Uruguay", agregó.

Dejá tu comentario