Maldonado: vivían encerradas para evitar la discriminacion

Tres mujeres afrodescendientes optaron por no salir de su casa para huir de la discriminación racial. La ausencia llamó la atención de un vecino que hizo la denuncia.

 

Dos hermanas de unos 20 años y su madre, todas afrodescendientes, acordaron vivir encerradas para evitar ser víctimas de la discriminación racial.

El caso fue descubierto hace un mes en Maldonado, a raíz de la denuncia de un vecino, al que le llamó la atención no ver más a las muchachas. El padre y otro hermano seguían realizando sus tareas habituales.

Según datos publicados por FM Gente de Maldonado, las jovencitas fueron encontradas con síntomas de encierro, parecía que no veían la luz hace tiempo y presentaban una psicología bastante afectada por su forma de vivir.

Fuentes judiciales consultadas por Subrayado señalaron que ésta era "una modalidad de vida" que la familia decidió adoptar tras sufrir varios episodios de discriminación y hostigamiento. 

Eligieron "quedarse en la casa para no asumir estos riesgos" y tenían como una especie de "miedo de salir a la calle", aseguraron. 

El caso fue derivado al Juzgado de Familia de Maldonado para que ayude a la familia a reinsertarse en la vida social. Los asistentes buscan colaborar con los integrantes de la familia para resolver alguna patología psicológica que puedan tener.

Casos similares se ven con frecuencia en los Juzgados de Familia.

DISCRIMINACIÓN ES DELITO.  La directora de la división de Mujeres Afrodescendientes del Mides, Alicia Esquivel, dijo a Subrayado que la cartera trabaja en brindar herramientas para la formación de docentes, para trabajar con niños y para incluir programas en las ceibalitas. 

"Lo que hay que trabajar es el racismo y entender que somos una sociedad multiétnica", afirmó.

Recordó que la discriminación es penada por las normas uruguayas y por eso, cualquier persona que sea discriminada u hostigada ya sea mediante bromas u otra forma "puede hacer la denuncia". En esos casos "se llama a las partes y se plantean diferentes acercamientos porque la persona no tiene por qué vivir una situación como esa".

Los lugares para denunciar casos de discriminación son: las seccionales de Policía de todo el país, el Ministerio de Educación y Cultura en el 7mo piso en el Departamento de Derechos Humanos, y el Departamento de Inmujeres del Ministerio de Desarrollo Social.  

Dejá tu comentario