Lucha contra la inflación: almacenes no pueden rebajar precios

El gobierno pide una canasta de 150 productos con 10% de descuento. Pequeños comerciantes se despegan de supermercados: "tienen isla de pérdidas en un mar de ganancias"

 

La inflación es una preocupación constante de comerciantes y gobierno. El Centro de Almaceneros Minoristas, Baristas, Autoservicios y Afines del Uruguay (Cambadu) ve difícil evitar el alza del precios como solicita el gobierno.

La idea del gobierno es mitigar los efectos de la inflación del móvil de los últimos 12 meses, que ya alcanzó 8.64%.

Los comercios minoristas "no tienen margen económico" como para hacer rebajas o negarse al aumento de precios, dijo Mario Menéndez, presidente de la gremial. 

El Ministerio de Economía pidió el viernes a los supermercados que no se realicen más aumentos de precios hasta fin de año e instó a formar una canasta de 150 productos y aplicarle un 10% de rebaja.

Cambadu dejará libertad a sus socios para acatar la sugerencia oficial. "la realidad es que los pequeños comerciantes la empatan con suerte todos los meses y los supermercados tienen una isla de pérdidas en un mar de ganancias", agregó Menéndez.

El ministro de Economía, Fernando Lorenzo, y el jefe de la Asesoría Macroeconómica, Andrés Masoller, se reunieron con la Asociación de Supermercados del Uruguay (ASU) para buscar alternativas respecto a la inflación que a setiembre se ubicó en 8,64% en los últimos 12 meses.

Los jerarcas pidieron dos medidas puntuales . Por un lado, que las cadenas de supermercados no acepten nuevas listas de precios de sus proveedores y, por otro, realizar una reducción de precios de 10% en la canasta básica.

En el caso de la canasta, serían unos 150 productos que verán un descenso en los precios para el consumidor final. El matutino informa que la rebaja comenzará a regir la próxima semana.

Dejá tu comentario