Internacionalesenanismo

Los padres adoptivos de Natalia Grace, la niña enana ucraniana, están a punto de ir a prisión

Kristine y Michael Barnett mintieron sobre la edad biológica (dijeron 22 años) y no pueden demostrar que quiso matarlos. El reverso de una historia viral

Kristine y Michael Barnett, un matrimonio separado actualmente, están en la mira de la justicia por abandonar a su hija adoptiva, quien quisieron hacer pasar por una persona adulto con enanismo que los quiso asesinar.

La justicia comprobó que la historia de los Barnett era falsa y que utilizaron esa excusa para emigrar sin ella hacia Waterloo, Canadá.

Ambos están detenidos y pueden ir a prisión.

El juicio fue iniciado por el actual padre adoptivo de Natalia Grace, la niña que los Barnett trajeron de Ucrania y consiguieron adoptar en tiempo récord en el año 2010.

En efecto, Natalia Grace padece un trastorno de crecimiento llamado displasia espondiloepimetafisaria.

Pero en la historia de los Barnett había un componente de film de terror que no era tal. Para justificar el abandono echaron mano a una supuesta estafa.

Dijeron que la menor no era menor. Que estudios médicos realizados en 2012 detectaron que su edad biológica era 22 años y no los 9 que los documentos decìan que tenía.

También dijeron que Natalia Grace intentó asesinarlos cuando se supo la supuesta verdad.

Según el matrimonio, los quiso envenenar con lejía (agua jane, lavandina, sus marcas en Uruguay) y solían esconderle todos los objetos filosos para evitar que los apuñalara. Nunca se iban a dormir antes que ella.

En 2013 se fueron a Canadá a raíz de una beca obtenida por un hijo biológico del matrimonio en el Perimeter Institute de Física Teórica, y dejaron a su hija adoptiva sola en el apartamento de Lafayette, Indiana.

La pareja se separó en Canadá y las cosas no resultaron todo lo bien que esperaban.

Perdieron ingresos y dejaron de pagar el alquiler del lugar que ocupaba Natalia Grace, quien fue desalojada, abandonó los estudios y sobrevivió tres años en la calle antes de ser adoptada nuevamente en otro condado por Cynthia y Antwon Mans.

hasta 2018 vivió con esa pareja, informa el diario El Confidencial de España, periódico que siguió investigando la denuncia.

Los Mans dieron a la justicia la versión que Natalia Grace no pudo instalar en la opinión pública.

Dijeron que los Barnett comenzaron a dudar de la edad de la hija adoptiva porque descubrieron que menstruaba.

Presentaron evidencia acerca de que las personas con este tipo de displasia puede presentar estas situaciones antes de tiempo.

El estudio de 2012 nunca reveló una edad biológica de 22 años, como señalaron los primeros padres adoptivos. La verdad es que el examen estimó la edad en "alrededor de 11 años".

Kirstine Barnett no ha podido levantar esta acusación pero sostiene que Natalie Grace intentó matarla en más de una ocasión. La justicia no le cree.

Dejá tu comentario