Los fantasmas de la zona arrasada por el tsunami que aterran a Japón

Los pobladores son acosados por espectros. Según especialistas, se trata del trauma de haber sobrevivido al tsunami que se cobró 15.000 vidas.

29 de febrero de 2016, 16:52hs

El 11 de marzo de 2011, un gran terremoto en el Pacífico levantó olas de hasta 40 metros y medio, que arrasaron Japón. Los muertos se contaron por miles, hubo 15.893 muertos, 6.152 heridos y 2.567 desaparecidos.

En pocos días se cumple el 5to aniversario de esta tragedia, y con él resurgieron con más fuerza los relatos de los pobladores de la zona arrasada, que se según la BBC es una de las áreas que registra mayor cantidad de fenómenos sobrenaturales a nivel mundial.

Los especialistas sostienen que los pobladores podrían estar sufriendo algún tipo de trastorno debido al trauma de haber sobrevivido a uno de los peores desastres naturales que ocurrieron en Japón.

Una socióloga, Yuka Kudo, recientemente presentó a los medios japoneses los resultados de una investigación que realizó con taxistas y pobladores, que relataban apariciones de espectros.

Ella misma hizo más de 200 entrevistas en el correr de un año en la ciudad de Ishinomashi, que fue arrasada por el tsunami.

RELATOS. Uno de los taxistas que participó, contó a Kudo que una noche encontró a una niña sola. Él le preguntó dónde estaban sus padres, y ella respondió que estaba sola.

Se ofreció a llevarla a su casa. Cuando llegaron al lugar marcado por la niña, el conductor la ayudó a bajarse del vehículo. Ella le agradeció, sonrió, y según cuenta el hombre, fue desvaneciéndose delante de él.

Otro taxista aseguró que una mujer se subió al auto, y le pidió que la llevara a un distrito de la ciudad. Cuando el taxista le dijo que ese lugar estaba en ruinas por el tsunami, la mujer le habría preguntado si estaba muerta, y cuando él miró hacia atrás, había desaparecido del auto.

Otro taxista habría recogido a un joven de 20 años que le indicó una dirección, pero cuando llegó al lugar, el muchacho ya no estaba.

También surgió el testimonio de una joven, que quería suicidarse porque “no dejaba de oír voces de las personas muertas durante todo el día".

ACADEMIA. Los rumores sobre fantasmas fueron tantos, que la academia se interesó por el fenómeno.
Yuko fue muy criticada por recoger los testimonios sin considerar la salud mental de los entrevistados.
"El objetivo de la investigación no es determinar si existen o no los espíritus, o si los conductores están enfermos", respondió.

La Universidad local organizó un simposio sobre el tema, para trabajar sobre estas personas que vivieron eventos traumáticos y luego relatan experiencias paranormales. 

 

Fuente: BBC

Foto: AFP. Memorial dedicado a las víctimas del tsunami.

Dejá tu comentario