AFP

Líder turco Erdogan defiende su política económica: "arriesgada pero justa"

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan defendió el miércoles su polémica política económica de bajar las tasas de interés directrices a pesar de la devaluación de la lira turca y la fuerte inflación, una medida "arriesgada pero justa".

El presidente turco Recep Tayyip Erdogan defendió el miércoles su polémica política económica de bajar las tasas de interés directrices a pesar de la devaluación de la lira turca y la fuerte inflación, una medida "arriesgada pero justa".

"Hacemos algo justo. Hemos seguido y seguiremos un plan políticamente arriesgado pero justo", declaró Erdogan ante los diputados de su partido en el Parlamento.

El banco central turco anunció poco antes que iba a intervenir para detener la caída de la lira, que perdió cerca del 30% frente al dólar en un mes. El martes, la moneda había caído un 6% más respecto a la divisa estadounidense.

"Todo el mundo sabe que estoy en contra de las tasas de interés (altas). Nunca estuve a favor", dijo el presidente turco insistiendo en el carácter definitivo de su decisión de bajarlas.

Al contrario de lo que afirma la teoría económica clásica, Erdogan considera que las tasas altas de interés favorecen la inflación. Por lo que bajarlas mejoraría la producción y las exportaciones.

Siguiendo los deseos del presidente, el banco central turco (oficialmente independiente), bajó de nuevo su tasa de interés directriz de noviembre (del 16% al 15%), por tercera vez en menos de dos meses, cuando la inflación se acerca al 20% anual, un nivel cuatro veces superior al objetivo inicial del gobierno.

Erdogan minimizó, sin embargo, las consecuencias de su política, que considera temporales.

"La tasa de cambio puede subir hoy pero bajar mañana. La inflación puede incrementarse hoy y caer mañana", afirmó. Sin embargo, dijo "vigilar con atención" las fluctuaciones de la moneda y el aumento de precios.

A dieciocho meses de la próxima elección presidencial en Turquía, la economía turca tuvo un crecimiento de 7,4% sobre un año en el tercer trimestre de 2021, según las cifras oficiales publicadas el martes.

Pero los expertos están preocupados por las consecuencias de esta política: "Si la gente cree que habrá un control de capitales, la próxima etapa será correr a los bancos. No estamos ahí, pero a la mínima señal, este riesgo aumentará", explicó el economista Timothy Ash

bg-fo-raz/rba/spi//mb

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario