La pandemia obliga a cancelar la mayor procesión religiosa de Perú

La Iglesia católica peruana postergó por segundo año la multitudinaria procesión del 'Señor de los Milagros' debido a la pandemia, una de las mayores manifestaciones religiosas en América Latina que desde hace más de tres siglos recorre las calles de Lima, informó el miércoles la autoridad eclesiástica.

La Iglesia católica peruana postergó por segundo año la multitudinaria procesión del 'Señor de los Milagros' debido a la pandemia, una de las mayores manifestaciones religiosas en América Latina que desde hace más de tres siglos recorre las calles de Lima, informó el miércoles la autoridad eclesiástica.

"En virtud de las disposiciones emitidas por el Poder Ejecutivo en el marco del Estado de Emergencia prorrogado durante todo el mes de octubre, las celebraciones en honor del Señor de los Milagros se realizarán en la iglesia del Monasterio de las Nazarenas", indicó el arzobispado de Lima en un comunicado.

Aunque no habrá procesiones en las calles, los fieles podrán orar ante la imagen en el templo, a diferencia del 2020 cuando la procesión se realizó de manera virtual.

La visita presencial permitirá a los devotos turnarse para una meditación personal en la iglesia, precisó el arzobispo de Lima, Carlos Castillo, al pedirles brevedad, subrayando que se requiere evitar aglomeraciones, guardar distancia física y portar mascarillas.

El anuncio anticipa enormes colas en un país de fuerte mayoría católica -más del 80% de la población- y donde el culto a esta enorme imagen de un Cristo moreno crucificado, pintada por un esclavo afroperuano en el siglo XVII, está muy arraigada.

La imagen del "Cristo Moreno", como se le conoce, podrá ser visitada del 10 al 31 de octubre.

La procesión convoca usualmente a una multitud de diferentes comunidades étnicas de Perú, que suplican por la curación de algún mal o para encontrar sosiego a sus frustraciones cotidianas.

El color que distingue a los fieles de la Hermandad del Señor de los Milagros es el morado, que los católicos asocian a la penitencia.

En su recorrido la pesada imagen se desplaza lentamente por las calles de Lima sobre los hombros de los miembros de la Hermandad, creada hace más de 200 años.

Un manto humano de peruanos vestidos con hábitos morados acompaña esa imagen en su recorrido anual cada 18, 19 y 28 de octubre.

Será la segunda vez desde la Guerra del Pacífico, que enfrentó a Perú y Bolivia contra Chile (1879-1884), que no sale a las calles.

La primera procesión se realizó en 1687, durante la colonia española.

La festividad del Señor de los Milagros es la principal celebración católica en Perú y es una de las procesiones religiosas más grandes del mundo.

Perú, con 33 millones de habitantes, acumula más de 199.300 muertes por covid-19 y supera los 2,1 millones de contagios desde que irrumpió la pandemia en marzo de 2020.

cm/ljc/dl

FUENTE: AFP

Temas de la nota

Dejá tu comentario