AFP

Kjaer-Eriksen, el nexo cordial en la rivalidad Milan-Inter

Al saltar al césped para el derbi milanés el domingo (19h45 GTM), el defensor danés del AC Milan Simon Kjaer probablemente piense en su compatriota del Inter Christian Eriksen, aún alejado de los terrenos de juego cinco meses después de su paro cardíaco.

Al saltar al césped para el derbi milanés el domingo (19h45 GTM), el defensor danés del AC Milan Simon Kjaer probablemente piense en su compatriota del Inter Christian Eriksen, aún alejado de los terrenos de juego cinco meses después de su paro cardíaco.

La legendaria rivalidad entre 'Rossoneri' y 'Nerazzurri' no existe para ellos: el sólido defensor y el elegante centrocampista están ligados de por vida desde lo acontecido el 12 de junio, cuando en un segundo se paró la respiración de todo un país y de millones de telespectadores.

En Copenhague, durante el primer partido de los 'Vikingos', Eriksen se desplomó víctima de un paro cardíaco. Su capitán Kjaer fue uno de los primeros en acudir hasta su compañero para colocarlo en posición lateral de seguridad, una intervención considerada decisiva justo antes de la llegada de los servicios médicos. Y después organizó a los jugadores daneses en círculo para proteger al número 10 mientras era atendido.

"Yo no salvé ninguna vida, eché una mano, como todos mis compañeros. Lo que me da tranquilidad es saber que está bien", aseguró recientemente Simon Kjaer al grupo de televisión Mediaset.

Aquel episodio reforzó aún más su estatus en Milán. El ex del Lille fue incluido en la lista de 30 aspirantes al Balón de Oro por primera vez en su carrera y a sus 32 años acaba de renovar hasta 2024.

La rivalidad Inter-Milán ha pasado incluso a un segundo plano. Kjaer fue aplaudido por los jugadores nerazzurri -"Felicidades a Simon, un capitán y un hombre de verdad", escribió el italiano Nicolo Barella-, y por sus tifosi, quienes le dedicaron una pancarta.

- ¿Futuro en el extranjero? -

Eriksen, de 29 años, regresó a Italia en agosto, unas semanas después de que se le implantase un desfibrilador, un dispositivo para prevenir el riesgo de muerte súbita.

Con contrato hasta 2024, 'Chris' sigue siendo oficialmente jugador del Inter. Llegado en enero de 2020, se hizo con puesto en el once a comienzos de 2021, sobre todo a raíz del gol de falta que dio la victoria ante el Milan (2-1) en Copa de Italia en enero.

Pero volver a verlo vestido de corto sobre el césped parece complicado por el momento, máxime cuando llevar desfibrilador está contraindicado en Italia para la práctica del fútbol profesional.

El Inter había indicado el pasado verano boreal que su jugador seguiría un "programa de rehabilitación preparado por especialistas en Copenhague", pero sin pronunciarse sobre sus opciones de volver a jugar en Italia.

La opción más probable pasaría por ver a Eriksen, si decidiese proseguir su carrera, jugando en el extranjero, en un campeonato que autorice a futbolistas con desfibrilador interno.

Esta opción está mencionada por el Inter en una comunicación financiera interna, destinada a los inversores y citada por los medios de comunicación la semana pasada: "Aunque las condiciones actuales del jugador no le permiten obtener luz verde médica en Italia, esto podría ser posible en otros países".

- Indemnización de la Fifa -

El Corriere dello Sport habló de un posible regreso al Ajax Ámsterdam, donde Eriksen comenzó como profesional (2010-2013). El Ajax cuenta con un jugador que también lleva un aparato cardíaco, el internacional holandés Daley Blind.

Esto permitiría a Eriksen continuar su carrera, una perspectiva en la que, sin embargo, varios especialistas permanecieron muy reservados a mediados de este año.

El Inter podría traspasarlo al equipo de Ámsterdam mediante un posible intercambio con el guardameta camerunés André Onana, según Tuttosport.

También le permitiría liberarse de la carga económica por su gran salario, aunque no existe ninguna urgencia en este aspecto, ya que debe ser compensado en su totalidad durante un año, bajo un sistema de seguros de la FIFA.

Un protocolo prevé una indemnización para los clubes cuyos jugadores sean víctimas de un "accidente", incluido un paro cardíaco, durante su liberación obligatoria para las selecciones.

La indemnización está limitada hasta un año, con un máximo de 7,5 millones de euros (8,6 millones de dólares), precisamente el salario anual del danés estimado por los medios de comunicación.

Contactado por la AFP, el Inter de Milán se niega a comunicar oficialmente la situación de Eriksen, sobre todo "por respeto" hacia el jugador.

alu/ama/lve/iga-rsc/dr

AFC AJAX

MEDIASET SPA

FUENTE: AFP

Temas

Dejá tu comentario